Las bancadas de PSOE y UP ovacionan a Ábalos frente a los gritos de dimisión de PP y Vox

Los ministros y diputados del PSOE y de Unidas Podemos han arropado con ovaciones al titular de Transportes, José Luis Ábalos, para contrarrestar los gritos de 'dimisión, dimisión' lanzados desde los bancos del PP y de Vox. La sonora división de opiniones en el hemiciclo ha obligado a detener el tiempo en la sesión de control al Gobierno, en la que Ábalos se enfrentaba a dos nuevas preguntas de la oposición por la presencia en el aeropuerto de Madrid-Barajas de la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, que por las sanciones europeas tiene prohibido pisar suelo europeo.

Mientras respondía el ministro, los diputados del PP y Vox empezaron a gritar “dimisión, dimisión”, como habían hecho en anteriores plenos por este mismo tema. Esta vez, los diputados del PSOE y de Unidas Podemos, así como los miembros del Gobierno, se pusieron en pie y prorrumpieron en aplausos para arropar a Ábalos y tratar de silenciar los gritos. Y cuando los aplausos vencieron a los gritos, y el ministro iba a continuar contestando, PP y Vox volvieron a corear ‘dimisión, dimisión’ y de nuevo PSOE, Unidas Podemos y el Gobierno retomaron sus aplausos. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, tuvo que parar el tiempo y recordó al PP que, igual que se había podido escuchar al diputado que preguntaba a Ábalos, también debía permitirse al ministro exponer su respuesta.

En cuanto al fondo de la cuestión, Ábalos ha denunciado en el Congreso las “falsedades” que a su juicio se han publicado en torno a la escala en el aeropuerto de Madrid de la vicepresidenta de Venezuela y entre esas noticias ha mencionado las relativas al paso de Delcy Rodríguez por el Duty Free y la zona VIP, las 40 maletas que salieron del avión o el supuesto transporte de oro.

En respuesta a las acusaciones del PP de haber hilado “una mentira tras otra” para explicar su actuación con Delcy Rodríguez, Ábalos ha replicado con tono de incredulidad: “¿A ustedes les preocupa la mentira?”. “¿A ustedes? Que nos hicieron creer a España y al mundo que el peor atentado peor que ha tenido España lo había cometido ETA para salvarse? ¿que a los soldados del Yak 42 no quisieron identificarlos?” y los que supuestamente desviaron dinero destinado a Venezuela para financiar la campaña gallega, ha respondido Ábalos a gritos para hacerse oír por encima del estruendo de abucheos y aplausos.

También ha aprovechado el titular de Transportes para ensalzar a otro protagonista de aquella escala, su asesor Koldo García Izaguirre, recientemente nombrado consejero de Renfe Mercancías, a quien se atribuye un papel activo en apoyo de la vicepresidenta Rodríguez. El ministro ha recordado que García Izaguirre “salvó la vida a dos policías tras más de 20 años como escolta en el País Vasco”. Y ha asegurado que ese nombramiento se ha realizado “de acuerdo con la legalidad vigente”, al ser interrogado al respecto por la diputada de VOX Patricia Rueda.

Rueda ha insistido en que Koldo García fue también “chófer y guardaespaldas” de Ábalos y que el ahora consejero de Renfe Mercancías “llevó en su coche al ministro y parece ser que dio instrucciones a funcionarios y personal de seguridad del aeropuerto la noche en la que Delcy Rodríguez estuvo en Madrid”. La diputada de Vox, que ha llegado a decir que el Gobierno “actúa como agencia de colocación, con puestos remunerados con el dinero de todos los españoles”, ha recordado que Delcy Rodríguez, actual vicepresidenta de Venezuela, “tiene prohibido transitar por territorio español”.

Ábalos ha respondido a Rueda sobre el consejero recién nombrado que le “quita trazos de humanidad a alguien que no puede defenderse” y que ha sido “reconocido” por la Guardia Civil, la Policía Foral de Navarra, la Ertzaintza y la Policía de Pamplona.