La OMS pone a China de ejemplo para controlar el coronavirus y advierte de que el resto del mundo “no está listo”

"China ha cambiado el curso del brote dentro del país. Lo que era un rápido crecimiento, se estabilizó y ha comenzado a bajar más rápido que lo que uno puede esperar", dice un experto de la organización

Bruce Aylward, jefe de la misión de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y China que ha visitado varias ciudades en el país asiático para ver la evolución del brote de coronavirus Covid-19, ha señalado que China está consiguiendo controlar la epidemia, mientas el resto del mundo todavía “no está listo”.

“La unánime conclusión del equipo es que China ha cambiado el curso del brote dentro del país. Lo que era un rápido crecimiento, se estabilizó y ha comenzado a bajar más rápido que lo que uno puede esperar si hubiéramos estado observando las dinámicas naturales de este tipo de casos. Cientos de miles de casos se han prevenido en China gracias a esta agresiva intervención”, ha asegurado Aylward en rueda de prensa este martes.

De hecho, el experto ha recomendado que en lugar de debatir sobre el coronavirus es o será una pandemia, lo que deberían hacer el resto de países es copiar las estrategias que han funcionado en China. “¿Cuántos países tienen planes para tener camas de hospital, ventiladores, suministro de oxígeno, capacidad de laboratorio?”, se ha preguntado, a lo que ha añadido que es necesario “mirar” el ejemplo de China.

El experto dijo no haber visto nada igual en sus 30 años como epidemiólogo. “Ha sido la aplicación de lo que algunos estiman son viejas y básicas normas de salud pública con un rigor y de una forma nunca vista antes en la historia. Básicamente lo que han hecho es encontrar los casos de contagio, los han aislado y han aplicado limitaciones de movimiento”, ha aplaudido.

Aylward ha enumerado cinco estrategias de China que han sido “críticas” para aplacar el brote, entre ellas la restricción de movimientos “estricta” en Wuhan, epicentro del brote; “reorientar” toda la maquinaria estatal para la contención; el uso de datos para econctrar cada contacto; hospitales especializados en la lucha contra el Covid-19 o un tratamiento científico “muy ágil”.

Por otra parte, ha detallado que la “segunda gran conclusión” es que el resto de países “simplemente no está listo”. “Pero pueden estar listos rápidamente si hay un cambio de mentalidad sobre cómo vamos a manejar la enfermedad”, ha puntualizado Aylward. El experto ha comentado que muchos países se preguntan si el Covid-19 es una pandemia, a lo que ha respondido que “esto es una epidemia que está creciendo rápidamente en diferentes lugares y que hay que detener súper rápidamente para prevenir una pandemia”.