COVID-19

Pese a la alarma social la gripe mató al triple de gente en España en 2019 que el coronavirus en todo el mundo

Pese a la alarma mundial desatada por el coronavirus, la gripe común causó más muertes en España el año pasado que este nuevo virus en todo el planeta a día de hoy (más de 2.600 muertos y 80.000 contagios, la mayoría en China). La última campaña de gripe en España causó 525.300 casos y 6.300 muertes, un 1,2%, más que el 0,7% de letalidad del coronavirus fuera de España. Además, según los últimos datos difundidos por el INE, el 54,7 por ciento de las 427.721 muertes en España en 2018, último año del que se tiene datos, fueron por enfermedades del sistema circulatorio (primera causa de muerte en mujeres) y por tumores (principal motivo en hombres).

Según la estadística “Defunciones según la causa de muerte” difundida el pasado diciembre por el Instituto Nacional de Estadística, en 2018 se produjeron en España 427.721 defunciones, 3.198 más que en el año anterior (un 0,8 % más). Por sexo, fallecieron 216.442 hombres (un 1 % más que en 2017) y 211.279 mujeres (aumentaron el 0,5 %).

El suicidio se mantuvo como la primera causa de muerte externa, con 3.539 fallecimientos, un 3,8 % menos que en 2017; seguido de las caídas accidentales (con 3.143 muertes y un aumento del 2,8 %), el ahogamiento, sumersión y sofocación (con 3.090 y un descenso del 0,8 %) y los accidentes de tráfico (1.896 personas, un 2,4 % menos).

Estas cifras sitúan la tasa bruta en 915,3 fallecidos por cada 100.000 habitantes, con un aumento del 0,3 % respecto al año anterior, con una amplia diferencia por sexos; la masculina fue de 944,7 fallecidos por cada 100.000 hombres (subió un 0,7 %) y la femenina de 887,1 por cada 100.000 mujeres (similar a 2017).

Destaca el INE que el 96,3 % de las defunciones se debieron a causas naturales (enfermedades); murieron 411.953 personas por estas causas, un 0,8% más que en 2017.

Por grupos de enfermedades, las del sistema circulatorio volvió a ser la primera causa de muerte, con el 28,3 % del total (y una tasa de 258,6 fallecidos por cada 100.000 habitantes), seguida de los tumores, con el 26,4 % del total (y una tasa de 241,2), y de las enfermedades del sistema respiratorio, con el 12,6 % (y una tasa de 114,9).

Respecto al año anterior, los fallecimientos debidos a enfermedades del sistema respiratorio aumentaron un 4 %. Por el contrario, los debidos a enfermedades del sistema circulatorio y los originados por tumores disminuyeron un 1,3 % y un 0,5 %, respectivamente.

Por sexo, los tumores fueron la primera causa de muerte en los hombres (con 297,8 fallecidos por cada 100.000 hombres) y la segunda en mujeres (con 186,7 por cada 100.000 mujeres).

Por su parte, las enfermedades del sistema circulatorio fueron la primera causa de mortalidad femenina (272,5 muertes por cada 100.000) y la segunda entre los varones (244,3).

Por edades, en los menores de un año, ocho de cada 10 defunciones se debieron a afecciones perinatales y a malformaciones congénitas.

Los tumores fueron la principal causa de muerte en los grupos de edad entre uno y 14 años (29,2 % del total) y entre 40 y 79 años (43,8 %).

El segundo motivo en el grupo de uno a 14 años fueron las causas externas -entre las que están el suicidio- (18,3 % del total), mientras que en el de 40 a 79 años fueron las enfermedades del sistema circulatorio (21,9 %).

Por su parte, las principales causas de muerte entre las personas de 15 a 39 años fueron las causas externas (41,1% del total) y los tumores (23,6%); en los mayores de 79 años las enfermedades del sistema circulatorio (32,3% del total) y los tumores (16,6%) fueron los principales motivos.

Los tumores que más muertes provocaron volvieron a ser de bronquios y pulmón (con un aumento del 0,2 % respecto a 2017) y el cáncer de colon (que causó un 1,2 %).

Por sexo, estos dos tipos de cáncer también fueron los más frecuentes entre los hombres. El número de fallecimientos por cáncer de bronquios y pulmón descendió un 0,3 %, mientras que el cáncer de colon causó un 1,6 % más.

Entre las mujeres el cáncer con mayor mortalidad fue el de mama (con un 0,7 % más de defunciones que en 2017), seguido del cáncer de bronquios y pulmón (con un 2,1 % más).

Entre las causas más frecuentes, el mayor incremento en el número de defunciones respecto a 2017 se produjo en la demencia (2,4 % más en hombres y 3,3 % más en mujeres).

Respecto a los fallecimientos por causas externas, se registraron 15.768, 69 menos que en 2017; murieron por esa causa 9.893 hombres (un 0,3 % menos) y 5.875 mujeres (un 0,7 % menos).

Por sexo, las principales causas de muerte externa en los hombres fueron el suicidio (con 2.619 fallecidos), las caídas accidentales (1.693) y el ahogamiento, sumersión y sofocación (1.630); en las mujeres las caídas accidentales (1.450 fallecidas), el ahogamiento, sumersión y sofocación (1.460) y los suicidios (920).

Por comunidades autónomas, las tasas brutas más elevadas por cada 100.000 habitantes en 2018 correspondieron a Asturias (1.292,5), Castilla y León (1.215,5) y Galicia (1.201,1); las más bajas se dieron en las ciudades autónomas de Melilla (609,7) y Ceuta (629,8) y en Baleares (697,9).