Hamburgo se enfrenta a unas elecciones con el SPD como gran favorito

Las últimas encuestas apuntan a que el ataque xenófobo de Hanau podría lastrar a la ultraderechista Alternativa por Alemania

El SPD parte como gran favorito y aspira a mantenerse en el Gobierno, con la ayuda de algún socio minoritario, y los analistas esperan también para comprobar los posibles efectos que pueda tener sobre el voto a AfD el ataque de Hanau en las urnas y, sobre el voto a conservadores y liberales, la ruptura del cordón sanitario.

Según las últimas encuestas, previas al atentado ultraderechista, el SPD logrará entre el 38 y el 39 % de los votos, seguido por Los Verdes (23-24 %), la CDU (12-13 %), La Izquierda (8%), AfD (6-7 %) y el Partido Liberal (FDP), con un 5 %.

Estos datos, de constatarse en las urnas, implicarían una caída del SPD y de la CDU, mientras Los Verdes doblan sus apoyos y La Izquierda, el FDP y AfD mantienen su representación.

Peter Tschentscher, líder socialdemócrata, mantendría como favorito al SPD, que revalidaría mandato y necesitaría el apoyo de la ecologista Katharina Fegebank. Los socialdemócratas se encuentran en crisis en el plano nacional, por lo que un triunfo en Hamburgo podría darles un fuerte impulso. Por su parte, Los Verdes han logrado captar más apoyo en el país, ocupando a menudo el segundo puesto en los sondeos nacionales detrás del bloque conservador de la canciller alemana, Angela Merkel.

La posibilidad de que el atentado lastre a AfD es real, a juzgar por una encuesta nacional de Forsa publicada este sábado en la que el apoyo en todo el país a esta formación pasó del 11 % el lunes y martes de esta semana, al 9 % el jueves y viernes.

Los demás partidos, a una, han criticado con contundencia a los ultraderechistas, a los que han acusado de incitar al odio y aportar la munición ideológica al terrorista.

AfD, por su parte, ha asegurado que se trataba de un perturbado mental, que no se puede hablar de terrorismo y que la responsabilidad recae en las fuerzas de seguridad, que no advirtieron el peligro que suponía el autor del tiroteo.