Fallecen dos personas por el coronavirus en Italia y ya ascienden a 51 los contagiados

Una mujer ha fallecido este sábado por el coronavirus en Italia, lo que supone la segunda víctima mortal en el país por esta causa, mientras que los medios italianos aseguran que ya se han contabilizado 51 contagiados, casi todos en el norte, donde se ubica el foco de la infección.

La mayoría de los afectados se localizan en Lombardía, donde el presidente de la región, Lorenzo Fontana, informó de 39 contagiados en una conversación telefónica con el presidente del Gobierno, Giuseppe Conte, quien se encuentra reunido con responsables de Protección Civil para tomar eventuales “medidas extraordinarias” .

En Véneto se han contabilizado siete personas contagiadas, que son familiares o allegados del hombre de 78 años que falleció por el COVID-19 en la localidad de Vo’ Euganeo, informó el presidente de la región, Luca Zaia.

También se ha informado de un contagio de una mujer de unos 80 años en Piacenza, en la región de Emilia Romagna, según los medios.

La segunda víctima mortal es una mujer de 75 años de Casalpusterlengo, que había estado en el servicio de urgencias de la localidad de Codogno, el epicentro del foco.

Los medios italianos también indican que están infectados un matrimonio, un médico y una pediatra, que trabajaban cerca de Codogno.

Diez localidades de la provincia de Lodi, en la región de Lombardía, donde se registró este viernes el primer caso del hombre de 38 años, que se encuentra en estado grave, han sido puestas en estado de aislamiento.

Se recomienda a los ciudadanos no salir de casa y se ha ordenado el cierre de colegios, comercios y se han cancelado todas las actividades deportivas y actos públicos.

Se trata de Casalpusterlengo, Codogno, Castiglione d’Adda, Fombio, Maleo, Somaglia, Bertonico, Terranova dei Passerini, Castelgerundo y Sanfiorano, donde viven cerca de 50.000 personas.

Asimismo, también se han puesto en estado de aislamiento Vo’ Euganeo, en provincia de Padua, de unos 4.000 habitantes después de los siete casos.

También Pavia ha suspendido los festejos programados por el Carnaval.

En aislamiento se encuentran también los pacientes y el personal medico, unas 450 personas, del hospital de Schiavonia (Padua), donde se han registrado algunos casos.

Una buena noticia llegó desde el hospital Spallanzzani de Roma que declaró curadas a dos de las tres personas ingresadas desde hace varias semanas: un matrimonio de turistas chinos y un investigador italiano evacuado de Wuhan.

El primer enfermo

La preocupación se concentra ahora en conocer el origen de este foco, ya que resulta extraño que todos estos contagios sean originados por el caso de un italiano de 38 años que cenó con un amigo que había estado en China y había regresado de este país el pasado 21 de enero, pero que ha dado negativo a las pruebas que le han realizado y nunca tuvo síntomas.

El hombre de 38 años es de la localidad de Codogno, a unos 60 kilómetros al sudeste de Milán, que ingresó grave en el hospital.

El virólogo Giorgio Palù argumentó que cabe la posibilidad de que este hombre que viajó de China tuviera una cantidad clínicamente insignificante de coronarivus en su cuerpo en el momento de los exámenes, pero que lo hubiera contagiado a su amigo durante la cena.

Las autoridades de Lombardía han pedido a los residentes de diez municipios, a los que ahora se sumarán algunos de Veneto, que no salgan de sus casas de forma temporal y se ha decretado el cierre de colegios, restaurantes, negocios e instalaciones deportivas como medida de precaución.

Según el diario italiano “La Repubblica”, la medida afecta al menos a 50.000 personas que han quedado “aisladas” de forma provisional hasta que las autoridades aconsejen volver a hacer vida normal.

El ministro de Sanidad, Roberto Speranza, ha tratado de tranquilizar a los ciudadanos y ha dicho que el Gobierno ya tenía un plan preparado porque “era evidente que lo que ha pasado podía suceder”.

Las autoridades sanitarias de China dijeron este viernes que ya hay 2.236 fallecidos y 75.465 contagiados por la neumonía COVID-19.