Nicolás Maduro, sobre el ‘Delcygate’: “Lo que habló en Madrid la vicepresidenta con Ábalos es un secreto”

Rodríguez, que no puede pisar suelo de la Unión Europa (UE) por sanciones de Bruselas, se reunió en la madrugada del 20 de enero en el aeropuerto de Madrid con Ábalos, hecho que confirmó el Gobierno después de varias versiones.

Este miércoles, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, aseguró en el Congreso de los Diputados que el ministro evitó una “crisis diplomática” al reunirse con Rodríguez, lo que suscitó protestas airadas de la oposición conservadora.

“En España han hecho una novela, el ‘Delcygate’, siempre con la idea de perjudicar a Venezuela, (hay) una campaña permanente en España contra Venezuela“, subrayó Maduro.

En este sentido, afirmó que Rodríguez “pasó por el aeropuerto de España rumbo a una gira internacional”.

Según explicó, llegó al aeropuerto de Madrid y “dejó” allí al ministro de Turismo, Félix Plasencia, que “estaba invitado a la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur)”. “Nuestro ministro estuvo allí más de una semana, compartió, saludó al Rey, compartió con los ministros del Gobierno de España, compartió con los empresarios, muchos empresarios españoles que quieren venir a invertir”, apostilló.

Y agregó: “En todo caso nuestra vicepresidenta luego siguió su gira, fue muy exitosa, por algunos países en público y se conoció. En otros fue en silencio a conversar cosas muy interesantes en otros países del mundo. No tiene nada fuera de lo normal”.

Maduro se ha mostrado especialmente molesto porque, según ha sostenido, “Delcy es casi Europea”, recordando que vivió seis años en Londres y cinco en París, “habla perfecto inglés y francés y todas sus amistades son europeas”. “Ella casi tiene pasaporte europeo”, ha bromeado.

Finalmente criticó a la oposición de derechas en España al asegurar que creen que el dictador Francisco Franco “todavía está vivo” y que “ellos son voceros de un gobierno franquista”. “Le digo a la derecha de (los partidos) Vox, del (Partido Popular) PP: calmen los nervios y dejen la persecución contra Venezuela”, concluyó.

Un grupo de ‘países amigos’

Poco antes, en la misma comparecencia, Maduro ha revelado que ha trasladado a España y a otros “gobiernos amigos”, entre los que también ha mencionado a Argentina, México, Panamá, Rusia y la UE, su propuesta de crear un grupo de “países amigos” que se encargue de favorecer el diálogo en Venezuela.

La idea de Maduro es que este grupo favorezca la celebración de “un diálogo inclusivo y soberano (…) para fortalecer la democracia” en Venezuela que se desarrolle “antes, durante y después” de las elecciones parlamentarias previstas para este año en la nación caribeña.

El líder ‘chavista’ ha hecho énfasis en la importancia de que este eventual diálogo tenga lugar antes de dichos comicios para poder conformar un Consejo Nacional Electoral (CNE) “de consenso”.

Además, ha considerado que “ese proceso de diálogo debería conocer todas las acciones ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) para exigir el cese de todas las medidas coercitivas contra Venezuela por parte del Gobierno de Estados Unidos”.

Maduro se ha referido así a la denuncia presentada el jueves por su ministro de Exteriores, Jorge Arreaza, ante el TPI por los supuestos crímenes de lesa humanidad propiciados por las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela, que considera “ilegales”. “Ojalá ese grupo de países amigos le diga, le haga entender y defienda ante el Gobierno de Estados Unidos el derecho de Venezuela a su desarrollo económico sin medidas persecutorias, coercitivas, criminales (…) Sería un gran tema”, ha sugerido.

Asimismo, el presidente venezolano ha indicado que Arreaza, como su ministro de Exteriores, “es el jefe de los diálogos”, por lo que “está en contacto con los gobiernos amigos del mundo con los que se están haciendo este tipo de gestiones”.