La OMS se suma al Gobierno y pone en cuestión la cancelación del Mobile de Barcelona

La organización del Congreso Mundial de Móviles (MWC) de Barcelona, GSMA, ha alegado "fuerza mayor" para cancelar el evento, al atribuirlo al coronavirus, lo que le exoneraría de responsabilidades económicas por suspender una feria que se esperaba que generara un impacto cercano a los 500 millones de euros. Mientras, el Gobierno, ha lamentado la cancelación del MWC y ha subrayado que esta decisión "no obedece a razones de salud pública" porque España cuenta con un sistema sanitario que ofrece "plenas garantías" en momentos como el de la epidemia del coronavirus. La OMS se ha sumado a la tesis del Gobierno y ha cuestionado la decisión de cancelar la feria. "Muchos de estos congresos se pueden celebrar, no hace falta asustar a la gente", aseguran desde el organismo.

Un día después de que la organización decidiera suspender el congreso, la lupa está puesta en las repercusiones económicas que tendrá la anulación, teniendo en cuenta que se esperaban unos ingresos en Barcelona cercanos a los 500 millones de euros, y más de 14.000 empleos. Otra de las incógnitas es la de quién tendrá que sufragar las indemnizaciones por esta cancelación.

Para el consejero delegado de la patronal organizadora, John Hoffman, es una “situación de fuerza mayor y ha afirmado: “No vamos a hacer especulaciones, veremos lo que especifican los contratos. Se analizarán los términos de cada uno. Hemos tomado esta decisión por una epidemia“.

Hoffman y el director general de GSMA, Mats Granryd, han comparecido este jueves y han hecho frente común con representantes de las administraciones públicas y Fira de Barcelona para dar explicaciones por la cancelación del Mobile y trabajar para próximas ediciones. Tras asegurar que no tenían otra opción, los directivos de la GSMA han señalado que los contratos de la patronal con sus clientes incluyen cláusulas de fuerza mayor y se han mostrado convencidos de que estas son aplicables a lo ocurrido estos días. Han restado importancia al hecho de que no exista una declaración de emergencia sanitaria que afecte a España y a Barcelona.

Granryd, que ha participado por primera vez en una rueda de prensa en Barcelona, ha alegado que tienen “muchas declaraciones de centros de prevención europeos de control de enfermedades que dicen que es importante limitar o reducir las reuniones con tantos participantes”.

Costes del MWC 2020

No se trata de nada en contra de Barcelona o España. Se trata de la explosión de una enfermedad. La gente está falleciendo globalmente. Hubiéramos tenido a millares de personas reunidas en Barcelona y es el riesgo que queríamos evitar”, ha apuntado. Respecto al coste que tendrá para GSMA la cancelación, los directivos han asegurado que aún no se ha analizado, para subrayar que GSMA es una asociación sin ánimo de lucro y que se ha cancelado el evento basándose en “una decisión no financiera”, sino “de bienestar y salud”.

Fuentes del sector han apuntado que, a partir de esta semana, empezará un proceso, que puede ser muy largo, de estudio de cada uno de los contratos vinculados con el Mobile y que podría llegar a enfrentar a la misma GSMA con los socios que han visto cómo se cancelaba el evento sin que ellos lo desearan.

Se da por hecho que las firmas tecnológicas que optaron por no acudir a Barcelona cuando aún se mantenía el MWC asumirán las responsabilidades económicas que se hayan generado.

Al margen de si GSMA tendrá que asumir algún pago, ya han llegado los primeros cálculos sobre los efectos económicos de la no celebración del congreso de móviles. Los comercios de la capital catalana, consideran que dejarán de ingresar hasta 50 millones de euros, según estimaciones del presidente de Barcelona Oberta, Gabriel Jené; mientras que la Cámara de Comercio de la Ciudad Condal estima que el impacto será de unos 60 millones en el recinto de Fira.

El sector de vehículos de alquiler con conductor (VTC) dejará de ingresar unos 12 millones de euros, mientras que los taxistas calculan que verán reducidos sus ingresos entre un 20 y un 30 %. Mientras que la Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona (Apartur) había lanzando unas previsiones de unos 14 millones de euros.

El Gobierno y la OMS cuestionan el cierre

Desde el Gobierno central, la Ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha reconocido que le “preocupa mucho” el impacto que pueda tener la cancelación del MWC en las cifras de desempleo de este mes de febrero.

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha insistido en que la cancelación del Mobile no es por “alerta sanitaria” y ha defendido que España tiene una “situación controlada” del virus del coronavirus. A su llegada a un desayuno informativo, Calvo ha incidido en que “tiene que quedar claro” que la cancelación de la feria no se trata de razones sanitarias. Con todo, ha defendido la respuesta de España ante este virus: “Sólo hay dos casos que tienen una evolución muy positiva y también van a poder salir del Gómez Ulla quienes han estado catorce días en aislamiento”.

También la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha defendido este jueves que “no hay ninguna razón de salud pública que ponga en riesgo la celebración” del Mobile . En una entrevista en la COPE, Calviño ha subrayado que España ha seguido en todo momento las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y cuenta con “un sistema sanitario excelente”, por lo que no hay motivos que pongan en riesgo eventos de este tipo. La vicepresidenta ha reconocido que la incertidumbre asociada a esta crisis sanitaria “está teniendo un impacto sobre determinadas decisiones” económicas, aunque es “demasiado pronto” para cuantificar su efecto sobre la economía española.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha insistido en varias ocasiones que “no existe un criterio sanitario para suspender el Mobile”. La OMS ha defendido una tesis similar: “No podemos ser el árbitro que decida si se celebra o no, pero podemos ofrecer a los organizadores guías sobre cómo manejar los riesgos en función de cada evento, y se pueden reducir con medidas muy simples. Incluso si se detectan casos, el riesgo se puede manejar. Con las precauciones adecuadas, creemos que muchos de estos congresos se pueden celebrar, no hace falta asustar a la gente“, ha asegurado Michael J. Ryan, director del Programa de Emergencias Sanitarias del organismo.

El congreso, se iba a celebrar del 24 de febrero al 27 de febrero, y se esperaba la asistencia de más de 100.000 personas, y un impacto económico de cerca de 500 millones de euros en Barcelona, además de generar más de 13.000 empleos. La cancelación supone un fuerte varapalo para los hoteleros de la ciudad en temporada baja, ya que la semana del Mobile es la que más ingresos aporta en todo el año, por encima de los meses de verano; también para los restaurantes, así como para taxistas y empresas VTC, entre otros sectores, como el del lujo.

A medida que se iba conociendo la cancelación de empresas que pensaban asistir, la organización iba confirmando que se mantenía el congreso, al tiempo que incrementaba las medidas de prevención para el coronavirus. El miércoles por la mañana, tras más de una veintena de bajas, la organización se reunía con carácter de urgencia para decidir qué hacer. En un primer momento, anunció que mantendría la celebración, aunque finalmente lo ha cancelado. Y mientras esto ocurría en España, en Holanda se celebraba con normalidad el Integrated Systema Europe (ISE), un evento tecnológico, en el que participan por ejemplo empresas como Sony, Cisco o Intel, precisamente tres de las que anunciaron que estarían en el MWC. Los organizadores del Mobile han eludido valorar este hecho.

La primera baja al congreso fue la de la surcoreana LG, a la que siguió la europea Ericsson, una de las empresas que tiene el expositor más grande de la feria, seguida de más de una veintena de firmas tecnológicas, entre ellas Vodafone, una de las últimas en anunciar su cancelación. Otra operadora de peso que anunciaba hoy su no asistencia era Deutsche Telekom, que se unía a Facebook, Nokia, Rakuten, AT&T NTT Docomo, Amazon, Umidigi o MediaTek.

Tras la cancelación del MWC, Telefónica ha expresado en un comunicado, su apoyo a Barcelona como anfitriona del evento, tras asegurar que entendía la decisión de suspender el congreso y de mostrar su reconocimiento al enorme esfuerzo realizado tanto por la organización del como por las autoridades.

Comparte esta noticia: