Aragonès pide ‘no alargar en exceso’ la legislatura y plantea que Junqueras sea el candidato de ERC

El vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, ha pedido este viernes no "alargar en exceso" la legislatura y ha planteado que el líder de ERC, Oriol Junqueras, sea el candidato de la formación para las elecciones autonómicas en Cataluña pese a su inhabilitación. "Plan 'A' Junqueras y plan 'B' Junqueras", ha sostenido Aragonès en una entrevista en la Cadena SER, en la que ha señalado que los soberanistas continúan trabajando para recuperar la inmunidad y el escaño de Junqueras en el Parlamento Europeo. En último extremo, si no fuera posible levantar la inhabilitación, ERC elegirá a su "cabeza de lista". "Tenemos muchos activos políticos. Yo también estoy (entre ellos)", ha apuntado.

El dirigente de ERC ha recordado que el propio Junqueras “se ha manifestado” públicamente en favor de que él pueda ser su sucesor. “Ha dicho que yo sería un buen candidato. Las decisiones serán colectivas, pero la opinión de Junqueras será muy, muy importante”, ha apostillado.

De momento, no parece que sea fácil resolver la situación procesal de Junqueras. El Tribunal Supremo ya dejó clara en enero su postura ante las dudas que había suscitado la Justicia europea con una sentencia en la que reconocía al líder de ERC la inmunidad como eurodiputado desde el momento que fueron proclamados los resultados de las elecciones del 26-M. El alto tribunal, sin embargo, consideró que “no ha lugar a autorizar” el desplazamiento del presidente de ERC a la Eurocámara tras su condena firme a 13 años de prisión e inhabilitación por delitos de sedición y malversación en el juicio del procés. El Supremo ha indicado que la inmunidad de desplazamiento reconocida por el TJUE no era un “blindaje” frente a la sentencia que puso término al ‘procés’ independentista y rechaza al respecto que exista causa alguna de nulidad del juicio, que terminó un día antes de que Junqueras fuera proclamado europarlamentario electo, o de la sentencia condenatoria dictada en la pieza principal.

“Agotaremos todas las vías jurídicas y seguiremos activando las vías políticas”, anunció entonces Aragonés pero, ante la improbabilidad de que prosperen los recursos de la defensa, lo único que le quedaría al líder republicano es acogerse a una medida de gracia. El vicepresidente catalán no se ha detenido esta vez a la amnistía que su partido siempre pone encima de la mesa junto a la autodeterminación. Lo previsible es que vuelva a hacerlo cuando eche a andar la mesa que su partido pactó con los socialistas. Esquerra no contempla el indulto porque para eso el requisito sine qua non es que los condenados admitan su delito y pidan perdón. De ahí que Junqueras dijera en una entrevista con Nació Digital que “el indulto se lo pueden meter por donde les quepa”. De hecho, nada más dictarse la sentencia se lo dijo a Rac1: “No pediré el indulto”. Y añadió: “Pondremos encima de la mesa la amnistía y la autodeterminación”.

La reforma del Código Penal que planea el Gobierno y que afectaría, entre otros, a los delitos de rebelión y sedición podría ser insuficiente para restituir a Junqueras todos sus derechos como elegible ya que también está condenado por malversación, lo que comporta inhabilitación “para cargo o empleo público y para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por tiempo de seis a diez años”.

Sobre la fecha de las elecciones catalanas, la portavoz del Govern, Meritxell Budó, enfrió esta semana la posibilidad de que se celebren antes del verano al negar que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, deba convocarlas “inmediatamente” después de la aprobación de los Presupuestos, a no ser que así lo decida. “El presidente dijo que, una vez aprobados los Presupuestos, anunciaría la fecha en la que deben celebrarse las elecciones. No dijo que convocaría inmediatamente las elecciones”, aclaró en la rueda de prensa posterior al Consell Executiu. Budó lo dijo después de que tanto la portavoz de ERC, Marta Vilalta, como el propio vicepresidente de la Generalitat pidieran que la fecha de las elecciones sea consensuada entre los republicanos y JxCat

En cualquier caso, Aragonès ha aseverado que los soberanistas catalanes están “preparados para cualquier escenario” y para defender su proyecto. “Las urnas nunca nos dan miedo”, ha señalado, para después pedir no “alargar en exceso” la legislatura. “Es su potestad (de Torra) desde el punto de vista legal. Debemos hacer lo más razonable y lo que facilite más la gestión del día a día. Se debe hacer un cierto ‘reset’, volver a repartir las cartas y que esto sirva para llegar a consensos”, ha zanjado.

Por otro lado, el vicepresidente del Govern catalán se ha referido a la mesa de diálogo con el Ejecutivo de Pedro Sánchez, que prevé que se reúna entre la próxima semana y la siguiente. “No hay una fecha exacta. Es un paso muy importante”, ha celebrado. Preguntado sobre la exigencia del presidente de la Generalitat, Quim Torra, de que haya un mediador en la mesa, Aragonès ha opinado que, “si no es posible” llegar a un acuerdo, no se puede “decir que no” al diálogo. “Nosotros, atornillados a la mesa. Vamos a ser muy exigentes pero nos vamos a levantar nunca. Si hay unas condiciones mejores de las que hemos conseguido, pues mejor. Si alguien las puede mejorar, nuestro reconocimiento”, ha asegurado.

En esta línea, ha alertado de que no conoce una “alternativa” mejor a la mesa de diálogo entre ambos gobiernos. “Y las que me puedo imaginar no son nada buenas”, ha lamentado Aragonès, que ha sostenido que “el conjunto del independentismo no va a desaprovechar” la “oportunidad”.

Aragonés también ha hablado de la cancelación del Mobile y ha asegurado que la organización “nunca” ha trasladado al Govern dudas de que Barcelona tenga que ser la sede. “No hay ninguna duda. Tenemos un acuerdo hasta 2023 y, si podemos alargarlo más, vamos a trabajar para que así sea”, ha argumentado. En este contexto, Aragonès ha calificado la suspensión del congreso de “mala noticia” ya que su presencia anual supone un “impacto” sobre la economía catalana que es “positivo”. “Tenemos que reforzar la alianza con la empresa organizadora para las próximas ediciones”, ha apuntado.

El vicepresidente se ha expresado así después de que el consejero delegado de la GSMA, John Hoffman, explicase este jueves que trabajan para la próxima edición del MWC en 2021. “Anhelamos poder acoger a todos nuestros socios de todo el mundo aquí, en Barcelona, en 2021”, aseguró.

RELACIONADO