Medio centenar de vídeos y 1.000 fotos muestran a Isa Serra apartándose de los altercados

Los vídeos, más de medio centenar, mostrados en el juicio a Isa Serra por su participación en un desahucio en 2014 solo la muestran en tres ocasiones: en dos de pie, mirando al resto de congregados, y en otra andando en dirección contraria a los altercados que se registraron en aquel momento. La Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid continuó este jueves el juicio contra la diputada de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid por los incidentes ocurridos durante un desahucio en el barrio madrileño de Lavapiés el 31 de enero de 2014, por los que Fiscalía pide para ella 23 meses de prisión por desórdenes públicos, atentado, lesiones y daños.

La fiscal ha mantenido en sus conclusiones finales que Serra cometió esos delitos y que aplica la atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas en el proceso. Rebaja sin embargo la indemnización para uno de los policías heridos al haber comprobado con un informe forense que no tuvo secuelas tan graves como se apreció inicialmente.

Durante la sesión de este jueves se han visionado 54 vídeos del desahucio a petición de la defensa, y solo en dos de ellos se ve a Isa Serra, en uno de ellos dos veces.

En dos de esas tres imágenes se la ve de pie, quieta, cerca del concejal Jorge García Castaño, y en otra detrás de un grupo de personas que se enfrenta a los agentes, primero mirando y luego alejándose del altercado, con las manos en los bolsillos y, según sus letrados, “clara cara de miedo”.

En los vídeos se aprecia cómo decenas de personas sí profieren insultos y lanzan latas, zapatillas e incluso macetas a los agentes que se retiran del desahucio, una vez concluido.

Tampoco aparece Isa Serra en las 999 fotos sobre los “momentos de mayor tensión” que hizo esa mañana el fotógrafo Olmo Calvo para un periódico, según ha declarado él mismo en la vista oral.

Al inicio de la vista cuatro testigos, entre ellos Jorge García Castaño, han relatado que coincidieron con Isa Serra en el desahucio pero no la vieron proferir insultos ni lanzar objetos, mientras que una amiga de la diputada ha testificado que ella no fue pero Serra le contó por WhatsApp que no ha había tenido problemas.

Serra desliza ‘acusaciones políticas’

Serra ha dicho este jueves que solo entiende “políticamente” algunas de las acusaciones vertidas contra ella en el juicio y el presidente del TSJM le ha contestado que “jamás” consentiría una acusación basada solo en motivos políticos.

“Respeto absolutamente al TSJM y a este tribunal, desde luego respeto a las personas que forman parte de este proceso, pero también quiero decir que personalmente no entiendo algunas de las acusaciones… las puedo entender políticamente”, ha dicho Serra al tribunal haciendo uso de la última palabra en el juicio que ha quedado visto para sentencia este jueves.

Ha incidido Serra en que entiende que “algunas acusaciones pueden tener sentido político” y ha hecho hincapié en que no entiende “que se diga de alguien, que no lo dijo, que lo dijo”, ya que los insultos que se le atribuyen son “una barbaridad”.

Ha añadido que le produce “tristeza” el proceso “en relación con lo que creo que tendría que estar juzgándose”, a pesar de lo cual ha expresado su confianza en el tribunal y en que la absolverá porque no cometió ninguno de los delitos que se le atribuyen.

El presidente del TSJM, Celso Rodríguez, le ha contestado que ese tribunal, como cualquier otro en este Estado de Derecho, “no consentiría jamás una acusación que usted atribuyera solamente a ese entendimiento político”.

Así ha dejado visto para sentencia el juicio en el que la Fiscalía pide 23 meses de prisión por desórdenes públicos, atentado, lesiones y daños para Serra por los incidentes ocurridos durante un desahucio en el barrio madrileño de Lavapiés el 31 de enero de 2014.