Indecente entrevista de Franganillo a Abascal

El nivel de manipulación política de TVE alcanzó ayer cotas de infamia durante la entrevista que el conductor del Telediario 1 Carlos Franganillo le hizo anoche a Santiago Abascal, líder de Vox, el tercer partido nacional de España.

En esa conversación Franganillo, al servicio del Gobierno de Sánchez, no le hizo a Abascal ni una sola pregunta sobre el primer problema político de España, que es el permanente desafío catalán y los pactos del presidente Sánchez con Oriol Junqueras y el inhabilitado Quim Torra.

Ni tampoco sobre la situación de la economía del país (el paro, el déficit, la deuda o las pensiones), ni sobre el vuelco del Gobierno en Política Exterior y el reciente escándalo del ministro Ábalos y la vicepresidenta de Venezuela.

Como tampoco preguntó Franganillo a Abascal sobre dos cuestiones claves de la actualidad política: el posible pacto electoral de PP y Cs; y el próximo encuentro en La Moncloa entre Pedro Sánchez y Pablo Casado.

La entrevista estuvo centrada en las cuestiones del feminismo, la violencia de género, el pin parental y la inmigración y las relaciones de Vox con la extrema derecha europea, con el solo objetivo de buscar complicidades sospechosas y errores estadísticos de Vox.

Un partido del que discrepamos en muchos de sus postulados y programas, pero que, siendo la tercera fuerza política de España, ha sido excluido de todos los puestos de las Comisiones del Congreso de los Diputados, lo que es antidemocrático, y que ayer sufrió una desvergonzada manipulación por parte de TVE y de su entrevistador oficial, Franganillo.

Nada que ver con la condescendencia del entrevistador con Sánchez o con Casado o como la que pronto exhibirá cuando entreviste a Pablo Iglesias. A la vista de lo ocurrido Abascal debería denunciar esta burda manipulación.