El coste de la cancelación del MWC de Barcelona: casi 500 millones y 14.000 empleos

La decisión de cancelar el Mobile World Congress de Barcelona tras la avalancha de bajas de empresas tecnológicas por temor al coronavirus tendrá un enorme coste económico. La mayor feria mundial de telefonía móvil tuvo un impacto económico en la pasada edición de unos 473 millones de euros, ya que concentró a 2.800 expositores y atrajo a unos 107.000 visitantes.

Según RTVE, el gasto directo para las empresas participantes -dietas, hoteles, presentaciones, viajes, expositores y entradas al MWC- se aproxima a los 500 millones de euros. Además, la factura del alquiler en los dos espacios de la Fira se eleva a unos 150 millones.

La cancelación del evento supone además la devolución del importe de las entradas para los asistentes, cuyo precio oscila entre 800 y 5.000 euros, lo que podría sumar unos 300 millones.

El MWC genera unos 13.900 empleos temporales durante su celebración, además de los puestos indirectos que genera en hoteles, restaurantes y comercios. Empleos que podrían haberse salvado si los organizadores del evento hubieran aplazado unos meses su celebración, lo que habría permitido renegociar con las empresas y minimizar los costes de anulación.

La Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona (Apartur) ha asegurado este miércoles que la cancelación del MWC es un golpe “muy duro”, ya que el congreso supone para el sector unos ingresos de 14 millones de euros, lo que representa el 4% de la facturación anual de las viviendas de uso turístico de Barcelona. “Servía para salvar la temporada baja”, han denunciado.

La suspensión del evento afectará además al sector del taxi cuya facturación sube un 30% durante la celebración del evento.

Queda por ver además el coste para las aseguradoras, al depender del  tipo de póliza que hayan contratado la organización y cada una de las empresas. A falta de concoer la letra pequeña, estos seguros no suelen cubrir los riesgos epidemiológicos.