Sánchez, sobre si habló con la número dos de Maduro: 'Es mentira, absolutamente falso'

“Eso es una mentira y absolutamente falso”, ha asegurado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cuando le han preguntado sobre una noticia publicada este jueves por el diario ABC en la que se afirma que durante el tiempo que permaneció en el aeropuerto de Barajas la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, el jefe del Ejecutivo charló telefónicamente con ella. Sánchez lo ha desmentido y ha dirigido una dura crítica a ese medio, sin mencionarlo, al lamentar que “se confunda el buen periodismo con la mentira”.

En la rueda de prensa posterior a su encuentro con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que se ha celebrado en el Palau de la Generalitat, Sánchez ha rechazado que hubiera algún contacto y ha añadido: “Lo que me deja muy sorprendido es que antes de publicar esa noticia no hayan contrastado con el Gobierno de España”. Al denunciar esa confusión entre el buen periodismo y la mentira, ha comentado: “Lo lamento, honestamente”.

Sobre la relación con Venezuela, ha dicho que “el Gobierno de España siempre ha mantenido la misma posición: la celebración de elecciones libres y democráticas cuanto antes en Venezuela”. Ha recordado que España ha liderado el reconocimiento de la oposición y las sanciones al régimen de Maduro. Y en ese punto ha hecho una precisión: “No estaremos nunca a favor de cualquier tipo de injerencia o intervención militar”.

La oposición, que ya había abierto un nuevo frente con el Gobierno a propósito del desplazamiento a Barajas del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y de su breve encuentro con Rodríguez, se ha apresurado a pedir explicaciones por la información de ABC. El presidente del PP, Pablo Casado, ha exigido la comparecencia en el Congreso de Sánchez para que aclare si habló personalmente con la vicepresidenta venezolana y le ha avisado de que, de haberlo hecho, habría "vulnerado directa y personalmente las sanciones" impuestas contra ella por la Unión Europea.

Casado ha hablado durante la reunión del Grupo Popular en el Congreso y ha subrayado que, de haberse producido esa conversación, se trataría de un hecho "muy grave". Ha avanzado también que su grupo va a solicitar que no se destruyan las grabaciones de aquella madrugada en el aeropuerto madrileño así como tener acceso al registro de llamadas de Ábalos.