El Parlament aprueba llevar el 'decretazo digital' al Constitucional con la abstención del PSC

El Parlamento catalán ha aprobado este miércoles interponer un recurso de inconstitucionalidad contra el Real Decreto sobre la Seguridad Digital, conocido como 'decretazo digital', con el apoyo de JxCat, ERC, CatECP y la CUP, mientras que el PSC se ha abstenido y Cs y PP han votado en contra. La iniciativa llega al pleno tras un informe preceptivo del Consell de Garanties Estatutàries (CGE) y pretende impugnar la totalidad del Real Decreto al considerar que no cumple el requisito constitucional de la extraordinaria y urgente necesidad para llevarlo adelante, y que vulnera competencias del Estatut, la Constitución y de la normativa europea.

El 'decretazo digital', aprobado por el Gobierno de Pedro Sánchez en precampaña electoral, permite al Ejecutivo tomar el control de las infraestructuras que soportan Internet "para preservar el orden público" sin orden judicial previa.

El diputado de ERC Jordi Albert ha asegurado que la norma busca restringir libertades digitales y competencias a nivel tecnológico, no respeta el Estatut y no queda justificado que la medida sea urgente: "No nos podemos quedar de brazos cruzados".

En la misma línea se ha pronunciado la diputada de JxCat Gemma Geis, que ha preguntado al PSC el motivo por el que no han votado a favor: "¿Dónde está el PSC? Si dice que respeta el Estatut, hoy lo echaremos de menos, pero ya no nos extraña".

Desde CatECP, el diputado David Cid ha enmarcado el decreto en una "época pasada, basada en la confrontación y no en una nueva etapa de diálogo, como también la 'Ley Mordaza", y ha pedido a los independentistas utilizar el trámite parlamentario para defender el autogobierno y los derechos y las libertades de los ciudadanos.

El diputado de la CUP Vidal Aragonès cree que el Real Decreto anula derecho como el de acceso a la información y la libertad de expresión, y ha lamentado que los socialistas quisieran buscar "un enemigo, el independentismo, para justificar el recorte de derechos fundamentales".

Desde el PSC, el diputado Pol Gibert ha justificado la abstención de su grupo al recordar que el pacto con Podemos recogía el compromiso de revisar el decreto, pero cree que "el fondo del contenido es necesario".

"VICTIMISMO SEPARATISTA"
Por contra, el diputado de Cs Dimas Gragera ha acusado a JxCat y ERC de utilizar de nuevo el Parlament para hacer "victimismo separatista" y, pese a considerar que el Real Decreto es insuficiente, cree que no se aplicará.

La diputada del PP Esperanza García ve paradójico que el PSC se abstenga en esta votación: "Es la mayor demostración de que aquello fue un postureo preelectoral de Pedro Sánchez, lo que no nos extraña".

En la sesión de control a los consellers, el de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, ha explicado que la Generalitat ya ha formalizado su recurso de inconstitucionalidad contra este Real Decreto, basándose en el informe del CGE "en el que todos sus artículos menos una avisan de que huele a inconstitucional".

Para Puigneró, Sánchez impulsó este decreto con el objetivo de "poner punto y final a la 'república digital', una república digital que no existía y que ahora quieren prohibir", y ha reiterado que su contenido vulnera derechos fundamentales, el Estatut y directivas europeas.