Sánchez e Iglesian formalizan hoy con empresarios y sindicatos el acuerdo de subida del SMI

El nuevo Ejecutivo de coalición se ha marcado como objetivo situar el salario mínimo en el 60% del salario medio a final de legislatura, lo que le situaría entre los 1.000 y los 1.200 euros

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, formalizará este jueves el acuerdo de subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2020 con los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, y los presidentes de CEOE y Cepyme, Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva, respectivamente. A la firma del acuerdo, que tendrá lugar a las 11.00 horas en el Palacio de La Moncloa, asistirán también el vicepresidente y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias; la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, y la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.

La semana pasada, el Ministerio de Trabajo alcanzó un acuerdo con los agentes sociales para subir el SMI un 5,5% este año, hasta los 950 euros mensuales por catorce pagas.

La subida del salario mínimo a 950 euros se hará con carácter retroactivo a 1 de enero de este año y se aprobará previsiblemente en el Consejo de Ministros de la próxima semana, el martes 4 de febrero.

Este aumento del SMI beneficiará a más de 2 millones de trabajadores e impactará, sobre todo, en el Régimen General y, de forma más particular, en los trabajadores del hogar y del sector agrario.

El nuevo Ejecutivo de coalición se ha marcado como objetivo, tal y como se recoge en el acuerdo programático suscrito entre el PSOE y Unidas Podemos, situar el SMI en el 60% del salario medio a final de legislatura, lo que le situaría entre los 1.000 y los 1.200 euros, como recomienda la Carta Social Europea.

La ministra de Trabajo defendió tras llegar al acuerdo con los agentes sociales que el salario mínimo es una "pequeña herramienta y la llave" para enfrentar la desigualdad en España, que afecta a muchos trabajadores que están fuera de la negociación colectiva.

Díaz también ha negado "categóricamente" que la subida del SMI vaya a tener un efecto negativo en el empleo y afirmó que mejorará la vida de los trabajadores.

Recientemente, la titular de Trabajo también ha puesto en valor que se haya conseguido "volver al diálogo social" después de mucho tiempo para pactar la subida del SMI. "Lo relevante de este acuerdo no es el quantum, es el cómo, y me parece que la grandeza de lo que hemos hecho es el reequilibrio y la reconsideración del diálogo social", señaló el pasado lunes.

En este sentido, Díaz inistió en que el diálogo social es "la herramienta democrática por excelencia" y los grandes acuerdos de país tienen que estar "pautados" con los agentes sociales, acaben o no en acuerdo.

Así, Díaz ha expresado su compromiso personal y del Gobierno en que los cambios que se aborden en torno a la reforma laboral de 2012 se harán desde el diálogo social. "Todas las legislaciones que abordemos van a ser con diálogo social, se llegue o no a un acuerdo", ha garantizado.