China eleva hasta 170 la cifra de muertos y Rusia cierra temporalmente más de 4.000 kilómetros de frontera

El número de fallecidos por el nuevo coronavirus causante de la neumonía de Wuhan en China se elevó este jueves a 170, y el de casos confirmados a nivel nacional, a 7.711. Según el informe diario de la Comisión Nacional de Sanidad, actualizado a las 00.00 hora local (16.00 GMT del miércoles), el número de pacientes en estado grave se sitúa en 1.370, mientras que 124 personas superaron la enfermedad y fueron dadas de alta.

Durante la jornada del miércoles se registraron 38 decesos, 1.737 casos confirmados, se agravó el estado de 131 pacientes y se curaron otros 21.

Hasta el momento se han detectado 12.167 casos sospechosos -es decir, que presentan síntomas pero todavía no se ha confirmado que hayan contraído el coronavirus-, y unas 82.000 personas que han estado en contacto con enfermos permanecen bajo observación médica.

La mayoría de los nuevos casos y fallecimientos se han registrado en la provincia donde se originó el brote, Hubei (centro-este del país), donde este miércoles se sumaron 1.032 casos confirmados y 37 muertes, elevando el total de defunciones a 162, según informó la Comisión de Sanidad de esa región.

En la capital, Wuhan, se detectaron ayer 356 nuevos casos y se confirmaron 25 decesos. Esta ciudad es el epicentro de la enfermedad y se encuentra desde hace una semana con todos los accesos cortados -quedan 9 millones de personas dentro de la ciudad, según las autoridades locales- para tratar de contener la expansión del virus. El resto de muertes a nivel nacional se han producido en las regiones de Sichuan, Hebei, Henan, Heilongjiang, Hainan, Pekín y Shanghái. Tíbet, la hasta ahora única región que no había confirmado caso alguno, dejó de serlo ayer al reportar su primer contagio probado.

En el extranjero, se han confirmado contagios en países de la región como Tailandia, Japón y Singapur, así como en otras naciones más lejanas como Estados Unidos, Australia, Francia o Alemania, aunque fuera de China no se ha producido ninguna muerte por el momento.

Rusia cerrará la frontera con China

El anuncio de Rusia de que va a cerrar sus más de cuatro mil kilómetros de frontera oriental con China es el giro más dramático registrado para prevenir la propagación del coronavirus.

El primer ministro ruso, Mijaíl Mishustin, ha declarado este jueves que ha firmado el correspondiente decreto, y ya entró en vigor. "Se cerrará la frontera en la región del Lejano Oriente y se tomarán otras medidas" para frenar el avance de la enfermedad.

El ministerio de Transporte y los servicios de Guardafronteras, Aduanas y de Protección al Consumidor se ocuparán de "limitar el cruce a través de los puestos de control en determinados tramos" de la frontera entre Rusia y China. Esta disposición se aplicará a 16 puestos de control a lo largo de la frontera oriental, que incluyen pasos automovilísticos y ferroviarios.

El Kremlin encargó al ministerio de Asuntos Exteriores que informe a China, así como a otros Estados cuyos intereses podrían verse afectados por la medida, de que ésta obedece a "circunstancias extraordinarias" y tiene un carácter "exclusivamente temporal".

Además de su repercusión en Rusia, el coronavirus ha causado alarma mundial por su rápida expansión en China, donde se han puesto en cuarentena ciudades enteras en el país para intentar contenerlo. Wuhan, capital de la provincia de Hubei, es la ciudad más poblada en la zona central de la República Popular China.

 

 

RELACIONADO