Sánchez reúne a la Ejecutiva del PSOE en plena polémica por el encuentro de Ábalos con la número dos de Maduro

El PSOE reúne este lunes a las 11.00 horas a su Comisión Ejecutiva Federal en Ferraz en plena polémica por el encuentro que mantuvo su secretario de Organización, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez. Los socialistas se verán por primera vez desde la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. La última Ejecutiva fue el 3 de enero y Sánchez fue recibido con aplausos tras conocerse que había cerrado un acuerdo con ERC.

En esta ocasión, sobre la reunión planea la polémica protagonizada por su secretario de Organización y ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, quien ha descartado dimitir -como le exigen PP y Vox- por su encuentro con la vicepresidenta del Gobierno venezolano de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez en el aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid.

Rodríguez tiene prohibida la entrada en el espacio Schengen y las explicaciones de por qué hizo escala en el aeropuerto de Barajas y mantuvo un encuentro con Ábalos han ido variando con las horas y sembrando aún más dudas sobre la actuación del ministro y dirigente socialista. La última se produjo este domingo cuando el propio protagonista negó en una entrevista en La Sexta que hubiera mantenido una "reunión" con la vicepresidenta del Gobierno venezolano, al mismo tiempo que admitía que estuvo con ella entre "unos 20 y 25 minutos". Según su versión, se trató de "un encuentro, un saludo", en el que no hubo tiempo para tratar nada y en el que se garantizó en todo momento el cumplimiento de las normas de la UE que prohíben su entrada.

Ábalos dejó claro que no se ha planteado dimitir como ha pedido el PP porque no ha hecho "nada mal" y que, al contrario, lo que ha hecho ha sido "prestar un servicio a este país". El titular de Transportes consideró que en este asunto lo ha hecho "bien" y que no ha dado ninguna versión contradictoria sobre lo que ocurrió en Barajas, por lo que, acerca de su posible comparecencia en el Congreso para dar explicaciones sobre este tema, dijo que, aunque no tiene problema, "¿para qué comparecer exactamente?". Y apostilló: "Ya veremos".

Reiteró además que el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, le comunicó poco antes de las diez de la noche que, según Exteriores, en el avión, que trasladaba al ministro venezolano de Turismo que llegaba a Madrid para visitar Fitur, viajaba también la vicepresidenta de Venezuela, que, debido a las sanciones impuestas por la UE, no puede entrar en España.

Ábalos se dirigió al aeropuerto porque iba a recoger al ministro de Turismo y accedió a la pista hasta la puerta del avión. Subió al aparato y le presentaron a la vicepresidenta. Tras reconocer que era una situación un poco "violenta" decirle que no podía entrar en España, Delcy Rodríguez le comunicó que lo tenía claro y que se iba a Turquía. No obstante, los pilotos tuvieron que descansar antes de ir a Estambul porque habían sobrepasado las horas e hicieron una escala pero, aunque cambió de avión, Delcy Rodríguez no tocó suelo español, recalcó Ábalos. Hacer "una escala no es territorio español", aseguró el ministro que detalló que "estuvo en el espacio que la policía considera que es frontera". Por eso, hizo hincapié en que no se han incumplido las normas de la UE sino que habían "asegurado que se cumplieran".

RELACIONADO