Las revelaciones sobre John Bolton crean grietas en el bloque republicano en el Senado

La publicación del supuesto borrador de un libro del exasesor de Seguridad Nacional estadounidense John Bolton que vendría a confirmar las presiones a Ucrania del presidente, Donald Trump, han agudizado las grietas en la mayoría republicana, hasta el punto de que ya no se descarta que los demócratas puedan citar a algún testigo clave durante el juicio en el Senado.

Según el manuscrito de Bolton, confirmado a The New York Times por varias personas que han podido leerlo, Trump le dijo en agosto que quería seguir bloqueando la entrega de los 391 millones de dólares de ayuda militar a Ucrania hasta que las autoridades de Kiev se comprometieran a investigar a Joe Biden y su hijo Hunter.

Trump negó este lunes haber dicho a su entonces consejero de Seguridad Nacional que hubiera condicionado la ayuda militar a Ucrania a la investigación de Biden. "NUNCA le dije a John Bolton que la ayuda a Ucrania estuviera vinculada a las investigaciones a los demócratas, incluyendo a los Biden", aseguró esta madrugada en una serie de tuits . "De hecho, nunca se quejó por esto cuando terminó en su cargo. Si John Bolton ha dicho esto (ahora) ha sido sólo para vender un libro", agregó Trump, que es objeto de un juicio político en el Senado acusado de abuso de poder por sus presiones a Ucrania para lograr la investigación de los Biden y de obstrucción al Congreso, por prohibir el testimonio de funcionarios de su Gobierno a los investigadores.

La revelación coincide con el arranque de la segunda semana del juicio político ('impeachment') contra Trump en el Senado, donde los republicanos han hecho valer su mayoría hasta ahora para controlar los tiempos y el formato del proceso. Los demócratas han intentando en vano llamar a testigos clave, entre ellos el propio Bolton, para determinar si el presidente abusó de su poder.

El bloque demócrata necesita al menos cuatro deserciones en las filas republicanas y el senador Mitt Romney, crítico con Trump, ha abierto este lunes la puerta a cambiar la balanza. Según Romney, "cada vez es más probable" que la propuesta de convocar a nuevos testigos salga adelante.

Además del cambio de Romney, que él mismo ha confirmado este lunes ante los periodistas --"sería importante oír a John Bolton", ha dicho--, los medios estadounidenses especulan también con un posible giro de Susan Collins, Lisa Murkowski y Lamar Alexande.

Trump, que ha tachado de "fraude" todo el proceso, se ha desmarcado de la organización del juicio alegando que compete al Senado, pero sí ha cuestionado que se pueda llamar a ciertas personas a declarar, entre ellos el propio Bolton, por considerar que crearía un problema de seguridad nacional.

RELACIONADO