Los Hispanos, a la final del domingo contra Croacia (34-32)

La selección española masculina de balonmano jugará este domingo la final del Campeonato de Europa después de vencer este viernes en semifinales a Eslovenia en el Tele2 Arena de Estocolmo (34-32), un resultado trabajado y que le permite citarse con Croacia en su lucha por revalidar su título continental, que traería además consigo el billete para Tokio.

Los ‘Hispanos’, invictos en el torneo y que solo cedieron un empate en ocho partidos, precisamente hace dos días ante los croatas (22-22), buscarán repetir el éxito logrado hace dos años, cuando levantaron en Zagreb su primer oro europeo. La presea dorada, además, viene con premio añadido: el pase directo a los Juegos de este verano sin necesidad de pasar por el Preolímpico.

Todo ello tras un partido ante el combinado esloveno que se complicó en los minutos finales; España dominó por cinco goles de renta, pero llegó al último minuto con solo un tanto de ventaja. A falta de 13 segundos para el final, un potentísimo disparo de Alex Dujshebaev acabó con la incertidumbre y metió a los de Jordi Ribera en su tercera final europea consecutiva.

En la primera toma de contacto con tierras suecas, donde se repartirán las medallas este fin de semana, España tuvo que reponerse a un comienzo adverso después de que un par de errores en ataque y dos tantos del pivote Blaz Blagotinsek ofreciesen a los de Veselin Vujovic las primeras ventajas (0-2).

Y lo hizo como sabe: recuperación y a correr. Así llegaron los goles del capitán Raúl Entrerríos -‘MVP’ tras anotar seis goles- y Gedeón Guardiola, y en cuando dejaron de insistir en atacar en posicional por el centro, donde Blagotinsek y Mackovsek ofrecían resistencia, comenzaron a madurar el encuentro. Alex Dujshebaev, antes de los diez minutos, consiguió poner al fin a los suyos por delante (4-3).

También dio frutos el 6:0 español, que no dejó espacios para las fantasías de Dean Bombac y que propició que los ‘Hispanos’ comenzasen a desperezarse. Desde la solidez defensiva llegaron los mejores minutos de los ‘Hispanos’, que bombardearon desde los extremos y desde el centro a Ferlin y que exhibiendo su variedad de registros desarmaron la defensa balcánica.

Con Ángel Fernández, que regresaba al equipo tras superar un proceso febril, como punta de lanza -cinco goles en seis disparos hasta el descanso-, el conjunto de Jordi Ribera fue haciendo crecer su renta hasta los 4 tantos superado el ecuador de la primera mitad (13-9). Provocando pérdidas y golpeando al contraataque, España fue cocinando el choque para dominar, con cinco de ventaja, al intermedio.

Sin embargo, el descanso trajo consigo otra cara de los ‘Hispanos’. La cómoda superioridad en el marcador provocó la relajación en el cuadro ibérico, que poco a poco fue viendo cómo los de Vujovic se iban aproximando en el luminoso. A poco más de un minuto para el final, Jure Dolenec apretaba al máximo el marcador (33-32).

Fue entonces cuando España se armó de paciencia en su última posesión. Sin precipitarse, buscó su hueco, y lo encontró Alex Dujshebaev con un latigazo que sorprendió a Ferlin y que neutralizó cualquier reacción rival. Con ello, los de Ribera se colaban en su tercera final continental seguida en busca de su octava medalla y su segundo oro.

De esta manera, se enfrentarán en la final del domingo (16.30 horas) a Croacia, que en su semifinal derrotó en la segunda prórroga a Noruega (28-29). Un gol desde los siete metros de Domagoj Dunvjak forzó el segundo tiempo extra, en el que el pivote Zeljko Musa cazó un balón repelido por el poste para salir a la contra y dar la victoria a los de Lino Cervar.

Los balcánicos, que atesoran dos oros olímpicos (1996 y 2004) y uno mundial (2003), lucharán por su primer título continental después de colgarse dos platas y dos bronces europeos. Así, españoles y croatas volverán a verse las caras después de empatar el miércoles (22-22) en la última jornada de la ‘Main Round’.

ESPAÑA, 34 – 32 ESLOVENIA (20-15, al descanso)

ESPAÑA: Pérez de Vargas (p), Aginagalde (2), Entrerríos (6), Maqueda (2), Cañellas, A. Dujshebaev (6) y Solé (2) –siete inicial–; Corrales (p), Fernández (6), Sarmiento (3), Goñi, Morros (1), Gómez (4), Ariño y Guardiola (2).

ESLOVENIA: Ferlin (p), Cingesar (4), Mackovsek (3), Bombac (2), Janc (6), Dolenec (7) y Blagotinsek (5) –siete inicial–; Kastelic (p), Henigman (1), Cehte (1), Kodrin (1), Zarabec (2), Sostaric, Horzen, Zabic y Ovnicek.

–PARCIALES CADA 5 MINUTOS: 1-2, 4-4, 7-7, 12-9, 16-13, 20-15 –descanso–; 22-16, 24-20, 27-23, 29-25, 32-28 y 34-32 –final–.

–ÁRBITROS: Horacek (CZE) y Novotny (CZE). Excluyeron dos minutos a Entrerríos, a Cañellas y a Guardiola por parte de España y a Dolenec, a Cehte y a Mackovsek por parte de Eslovenia.

–PABELLÓN: Tele2 Arena de Estocolmo.