Page estalla contra Sánchez: “Con el Código Penal no se mercadea, no es negociable”

El presidente de Castilla-La Mancha expresa su malestar con el jefe del Ejecutivo y dice que, más allá de códigos penales, hay "códigos éticos", ya que sería "grave" negociar el Código Penal con los independentistas

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha considerado este jueves que el delito de sedición “se puede actualizar y al mismo tiempo clarificar”, pero ha advertido que “no se debe mercadear con el Código Penal”.

García-Page ha hecho estas declaraciones en la Feria Internacional de Turismo Fitur 2020 a preguntas de los periodistas sobre la intención del Gobierno de emprender una amplia reforma del Código Penal que abarque todos los capítulos, incluidos los delitos sexuales, los medioambientales y también el de sedición, por el que están condenados los líderes del ‘procés’.

El Gobierno argumenta esta reforma en la necesidad de actualizar determinados delitos al momento actual, y recuerda que esta cuestión será sometida, exclusivamente, a la negociación en el Congreso de los Diputados.

Preguntado por si está obsoleto el delito de sedición, García-Page ha dicho que “es evidente que estaba previsto para un supuesto muy distinto al del independentismo catalán“, y en este sentido, ha mantenido que si los independentistas catalanes vuelven a ir contra la Constitución, “eso tiene que tener una condena muy severa”.

Asimismo, ha opinado que “no se debe mercadear con el Código Penal“, algo “evidente” que no cree “que nadie quiera hacerlo“. García Page ha defendido que lo que es importante “es que España mantenga una línea de coherencia constitucional con mucha claridad”.

Me creo a pies juntillas que el Gobierno de España en ningún momento va a pasar la frontera constitucional y que va a defender la Constitución“, pese a que la Carta Magna sea “generosa” y permita muchas interpretaciones, ha añadido.

En este sentido, ha reconocido que el Ejecutivo central “hoy por hoy está sorteando una situación difícil” y que sabe que desde que ha tomado posesión “tiene por delante un campo de minas”. Por ello, ha asegurado que ayudará “para que sortee todas las minas posibles y no estalle ninguna”.

Y preguntado por la decisión del Tribunal Supremo sobre la inhabilitación del presidente catalán, Quim Torra, García-Page ha afirmado que “los tribunales toman decisiones jurídicas, no políticas”.

Page amenaza con llevar a los tribunales al Gobierno

El presidente castellano-manchego ha exigido además al Gobierno el pago del IVA de 2017 que adeuda a las comunidades autónomas o irá a los tribunales para reclamar los 130 millones que le corresponden a su región, y ha asegurado que espera una solución dialogada que evite un recurso.

Me gustaría que se arregle hablando porque si no es así tendremos que ir a los tribunales, cuando otros que ya están en los tribunales incluso van a poder opinar sobre el Código Penal que les afecta, algo que no deja de ser increíble y paradójico”, ha añadido.

El dirigente autonómico ha dicho que esperará hasta el próximo 4 de febrero, día en que reúne a su Ejecutivo en Consejo, para ver si el Gobierno central cambia de criterio y aclara y garantiza que va pagar el dinero, 2.500 millones entre todas las comunidades. Si no es así, ha avisado de que autorizará a los servicios jurídicos regionales para que planteen un recurso contra dicha decisión.

Ha asegurado que espera que el Gobierno “cambie de criterio” y “que se fíe de los que tienen muchos diputados, porque si la cosa se va a decidir por uno, para eso sobran 349 parlamentarios“.

Page ha recordado que el Estado debe a Castilla-La Mancha 130 millones de euros “por un IVA indebidamente cobrado a las autonomías” y ha insistido en que hay que arreglarlo, ha dicho insistiendo en que es algo que “no se puede pasar por alto”.

En todo caso, García-Page ha insistido en que “si no hay más remedio” reclamarán “judicialmente” la deuda “objetiva” que se tiene con Castilla-La Mancha, al margen de las reclamaciones que políticamente haya que hacer sobre Dependencia y otras cuestiones.