El temporal Gloria deja ya trece muertos y varios desaparecidos

Aunque la borrasca comienza a remitir, se mantiene la alerta por riesgo de lluvias, aludes y fenómenos costeros

La borrasca Gloria ha empezado a amainar después de cuatro días de fuerte temporal de nieve, viento, lluvia y oleaje, pero sigue dejando malas noticias. De momento, ha provocado al menos trece muertos, tres de ellos este mismo jueves, y varios desaparecidos, aunque no se descarta que en las próximas horas pueda recrudecerse en algunas zonas puntuales.

Un vecino de Palafrugell de 69 años que acudió este miércoles por la noche al puerto marítimo de Palamós, en Gerona, para revisar una embarcación de su propiedad y fue sorprendido y arrastrado al mar por una ola se convirtió en la décima víctima de este violento temporal. La undécima se ha confirmado este jueves, después de que los Bomberos de la Generalitat hayan encontrado a una persona muerta a consecuencia del temporal en Jorba (Barcelona). Los equipos de emergencias están a la espera de confirmar que se trata de la persona desaparecida por la mañana cuando viajaba en su coche. Se busca además a tres personas desaparecidas en Baleares y dos en Cataluña. 

Poco después, los Bomberos de la Generalitat y los Mossos d’Esquadra han hallado sin vida en el interior de su vehículo a un hombre que estaba desaparecido desde esta mañana en Cabacés (Tarragona) a consecuencia del temporal, con lo que se elevan a 12 las víctimas mortales. El coche que conducía el fallecido se ha visto arrastrado por la crecida del río Montsant, que ha quedado sumergido y ha volcado dentro del agua.

A última hora de la tarde el número de víctimas mortales se elevaba a trece tras fallecer un pescador en L’Ametlla de Mar (Tarragona) al ser arrastrado por una ola.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha previsto para este jueves aviso amarillo o naranja por riesgo de lluvias, aludes y fenómenos costeros en el noreste peninsular, Baleares y Andalucía occidental.

Protección Civil de la Generalitat ha alertado del “riesgo por el desbordamiento” del río Ter a la altura de Sant Julià de Llor i Bonmatí (Girona). Y en Málaga capital se ha activado este jueves el plan parcial de emergencia municipal debido a una fuerte granizada que ha provocado balsas de agua en el viario público, vehículos atascados y calles anegadas, sin que se hayan producido daños personales en ningún caso.

Desde el pasado domingo, fuertes rachas de viento han superado hasta los 144 kilómetros por hora, nevadas de más de un metro, lluvias con acumulaciones de más de 550 litros en 24 horas y fenómenos costeros que han registrado olas de más de 14 metros han dejado pérdidas millonarias en el litoral mediterráneo, sobre todo en la Comunidad Valenciana, Cataluña y Baleares.

Según la consellera de Justicia valenciana, Gabriela Bravo, y el secretario de Seguridad y Emergencias, José María Ángel, solo en esta región han fallecido cinco personas como consecuencia del temporal, la última una mujer que ha sido encontrada sin vida entre los escombros de una vivienda derrumbada en el centro de Alcoy.

También el miércoles se halló el cuerpo de un hombre de 67 años en Alicante, que estaba desaparecido desde el martes, cuando fue encontrado su vehículo por la Guardia Civil en una zona inundada.

Además, otras tres personas han fallecido estos días en la Comunidad Valenciana por hipotermia debido a la bajas temperaturas, una en Gandía, otra en Carcaixent y otra en Moixent.

En Almería, la autopsia confirmó este miércoles el fallecimiento de una persona que vivía en la indigencia debido a las bajas temperaturas, mientras en Níjar un agricultor perdió este miércoles la vida tras quedar atrapado en el interior de un invernadero durante un temporal de granizo.

Estas muertes se suman a las del pasado domingo, en que falleció un hombre arrollado mientras colocaba las cadenas en las ruedas de su vehículo en una carretera de Asturias y la ocurrida el lunes en la localidad Pedro Bernardo (Ávila), cuando un hombre murió tras recibir el golpe de un desprendimiento de una cornisa.

En Malgrat de Mar (Barcelona), los agentes de la unidad subacuática de los Mossos d’Esquadra han rescatado a un hombre que quedó aislado en su casa debido a la crecida del río Ter.

Sánchez: “Responderemos con urgencia”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha desplazado este jueves a Baleares para sobrevolar en helicóptero las zonas afectadas por la borrasca, también Cataluña. Desde Mallorca, ha trasladado sus condolencias a las víctimas y ha subrayado que es “importante estar unidos y trabajar codo con codo”, ya que, además de seguir buscando a los desaparecidos, “hay que responder con la urgencia que necesitan” los vecinos y las vecinas afectadas.  Además, ha reconocido que le ha impactado especialmente el estado del Delta del Ebro.

La borrasca Gloria se ha ensañado especialmente con el litoral catalán, que ha sufrido la peor tormenta de levante de este siglo, y ha engullido el Delta del Ebro, una inundación que en palabras del Secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, supera “el peor de los escenarios” que preveía el Gobierno en caso de catástrofe en la región.

La borrasca ha provocado numerosos estragos en el litoral mediterráneo inundando miles de hectáreas de arrozales y destrozando playas, además de copiosas nevadas que han dejado sin clase a miles de alumnos en varias regiones y la crecida de varios ríos.

En Gerona, unos 300 vecinos han sido desalojados de una urbanización en Massanes ante la crecida del río Tordera, cuya fuerza ha derribado dos puentes entre Blanes y Palafolls, mientras en la red de Cercanías de Barcelona varias líneas han sufrido cortes.

En la Comunidad Valenciana, 350 miembros de la Unidad Militar de Emergencia (UME) participan en las labores de apertura de carreteras anegadas por la nieve y de restablecimiento del suministro eléctrico en varias localidades de Castellón y Teruel.

En Baleares, la borrasca Gloria ha dejado precipitaciones que en algunas zonas duplican y triplican las lluvias acumuladas de media en todo un mes de enero y han dejado desabastecida a la región de productos perecederos ante la interrupción del servicio marítimo.

La Dirección General de Tráfico (DGT) advierte que más de 200 carreteras se encuentran afectadas por el temporal, 34 están cerradas en Cataluña, seis en la Comunidad Valenciana y dos en Baleares, mientras, en 179 se circula con dificultad a causa de la nieve.

RELACIONADO