El PP anuncia querellas contra el Gobierno, Torra y Torrent si no ejecutan de inmediato la inhabilitación del president

El presidente del PP, Pablo Casado, ha señalado este jueves que Quim Torra "ya no es diputado autonómico" por lo que "no puede ser presidente" de la Generalitat y ha indicado que "si insiste" en mantenerse en el cargo lo "denunciará por usurpación" de poder, algo que extenderá al Gobierno "si no hace nada para cesarlo". Casado ha hecho estas declaraciones en San Sebastián donde ha acudido a la inauguración de la exposición dedicada a la figura de Gregorio Ordóñez cuando se cumple el 25 aniversario del asesinato del concejal del PP a manos de ETA en 1995.

En declaraciones a los medios de comunicación, Casado ha indicado que el Tribunal Supremo ha “ratificado” la inhabilitación que había determinado la Junta Electoral Central (JEC) contra al presidente de la Generalitat.

Ha pedido que “se ejecute de inmediato” esta resolución que “desposee de su escaño en el Parlament” a Torra y “por tanto, no puede seguir ni un día más presidiendo la Generalitat, tal y como establece el propio Estatuto” de Autonomía de Cataluña a tiempo que ha considerado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “tiene que suspender inmediatamente” la reunión prevista con Torra, “ya que no debería considerarlo presidente de la Generalitat”.

Asimismo ha exigido al presidente de la cámara catalana, Roger Torrent, que convoque una sesión para que “corra la lista” y se elija a otro diputado autonómico, ya que, de lo contrario, el PP presentará una querella ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) por “un delito de desobediencia al no cumplir una resolución del Supremo”.

Casado ha remarcado que el PP actuaría de igual manera contra Torra “si insiste en seguir ocupando” el Palacio de la Generalitat y contra el Gobierno “si no hace nada para cesarlo” de unas funciones que “ya no debe ocupar”.

El presidente del PP ha recalcado que Sánchez “no puede considerar interlocutor válido” a Torra y Torrent debe convocar un pleno para elegir a otro diputado ya que “si no los tres estarían incurriendo en posibles delitos de desobediencia, usurpación de funciones o prevaricación”.

Ha advertido de que si finalmente Sánchez mantiene su encuentro con Torra, el PP “utilizará todas las medidas legales a su alcance” para que esta “sucesión de desobediencias, usurpaciones de funciones públicas y de prevaricación no sigan sucediendo a cambio de la investidura”.

Después de “tratar de hacer una amnistía de facto” y un “indulto por la puerta de atrás” a los presos que “han dado el golpe al Estado” y de “nombrar a una fiscal que es política en activo de PSOE”, el Gobierno quiere “ahora” tener como “interlocutor legítimo a alguien que está inhabilitado en firme por el Tribunal Supremo”, ha concluido.