López Miras apoya el veto parental aunque admite que no hay denuncias por adoctrinar

El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, ha asegurado este martes que fue su compromiso en su programa electoral "garantizar la libertad de los padres para decidir la educación de los hijos. Por un lado, para elegir el centro de sus hijo y por otro que los padres participasen y autorizasen por personal que no fuera docente". López Miras ha argumentado así los motivos por los que su comunidad ha decidido poner en marcha ahora el 'pin parental' que exige la extrema derecha, gracias a cuyo apoyo goberna pese a que, según ha reconocido él mismo, no responde a una demanda social. "No me consta que haya ninguna denuncia de los padres. En ningún centro de la Región de Murcia se está adoctrinando", ha dicho. 

López Miras ha defendido en una entrevista en la Cadena SER que la aplicación del ‘pin parental’ en la comunidad autónoma no tiene nada que ver con Vox y ha explicado que la medida fue propuesta por el Partido Popular. A su juicio, la polémica generada en torno al ‘pin parental’ es tan solo una “cortina de humo” generada por el Gobierno para “tapar el pin judicial de Pedro Sánchez”. En esta línea, ha incidido en que el Ministerio de Educación conocía desde agosto esta “instrucción”.

En esta línea, el presidente murciano se ha mostrado sorprendido por el revuelo cuando su Ejecutivo lleva utilizando este mecanismo “desde el mes de agosto”. “Este Gobierno lo ha hecho porque ese fue mi compromiso en campaña electoral”, ha aseverado. Así, preguntado sobre si la aplicación del ‘pin parental’ fue una imposición de Vox, López Miras lo ha reivindicado como una iniciativa propia. “Así se lo digo, y está documentado”, ha señalado, para después insistir: “Llevábamos en el programa garantizar la libertad de padres para decidir la educación de sus hijos”.

Se trata de una medida que defenderá “ante quien sea”, ha advertido el presidente murciano, que ha recalcado que no negociará la libertad y los derechos de los padres para elegir la educación de sus hijos. “Eso es innegociable”, ha subrayado.

Por último, el presidente autonómico ha reconocido que su Gobierno no tiene datos acerca de posibles denuncias por las charlas que reciben los niños en los colegios. “A mi no me consta ninguna denuncia. Que a mi me conste, en las aulas no se está adoctrinando por parte de ningún docente”, ha zanjado.