Una gran nevada deja Villena totalmente incomunicada

Varias máquinas quitanieve y retroexcavadoras operan desde primera hora de la mañana para restablecer la normalidad

La ciudad de Villena, en Alicante, se halla incomunicada por carretera desde las 7 horas a causa de una copiosa nevada por la borrasca ‘Gloria’, que ha dejado entre 5 y 10 centímetros de espesor por las calles de la ciudad, olas récord de 8,44 metros de altura en la boya de Valencia de Puertos del Estado y vientos de hasta 108 kilómetros por hora en alguna localidad valenciana, como en Barx.

Según la policía local de Villena, en estos momentos todos los accesos a la localidad están cortados, incluidos los de las autovías A-31 (Alicante-Albacete) y A-33 (Autovía del Altiplano).

La interrupción de las conexiones viarias con el exterior se produjo en torno a las 7 horas y en estos momentos sigue nevando en esta ciudad de poco menos de 35.000 habitantes.

Varias máquinas quitanieve y retroexcavadoras operan desde primera hora de la mañana para restablecer la normalidad cuanto antes, han añadido las mismas fuentes.

La borrasca ‘Gloria’ está causando numerosos problemas en el tránsito de la provincia alicantina, con cortes en las citadas autovías y también la A-7 a su paso por Ibi, y la clausura del aeropuerto de Alicante-Elche al menos hasta las 7 horas, mientras que 73 localidades han suspendido las clases, por precaución.