El FMI avisa pero España crece al 1,6 %

El enfriamiento climático que daña muchas regiones del país también ha llegado a la economía española con los últimos pronósticos del FMI en un momento en el que el Gobierno de coalición de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias anuncia el aumento del déficit, la deuda y el gasto público, así como la reforma y encarecimiento del mercado laboral, lo que en suma nos aleja de la convergencia fiscal de la eurozona de la UE.

Lo que sin duda y unido a la tensión e inestabilidad política española va a generar dudas y desconfianzas de los inversores extranjeros en España.

Concretamente el FMI ha rebajado el crecimiento español de 2019 hasta el 2 % del PIB, y advierte de una importante caída -la más dura de los países desarrollados- para los años 2020 y 2021 para los que anuncia a España un crecimiento del 1,6 %. Tres décimas por encima de la media de la eurozona, que sitúa en el 1,3 % y 1,4 % para 2020 y 2021, respectivamente.

Peor crecimiento para España en 2020 con el 1,6 % lo que supone una fuerte caída de 4 décimas respecto a 2019, por la reducción detectada en las exportaciones y la caída de la demanda interior. Pero, en todo caso, todavía un crecimiento importante respecto a la media de la eurozona y la presencia de España en la parte alta del crecimiento de las naciones más desarrolladas del mundo, lo que sigue siendo muy positivo.

Y lo que por otra parte aleja el fantasma de una recesión global como lo reconoce el FMI asegurando que los riesgos globales se alejan y citando como importante el acuerdo comercial de China y EE.UU, países a los que el FMI otorga un crecimiento respectivo del 6 % y del 2 % para 2020.

La economía española empeora pero no está en riesgo. Aunque preocupa la tendencia a la baja y el incumplimiento de los objetivos de la convergencia fiscal con la eurozona de la UE, con la que el Gobierno de Sánchez pretende negociar a la baja dichos objetivos.

De todo ello se hablará en la próxima cumbre de Davos donde el presidente Pedro Sánchez se estrenará como líder de un país europeo que ha incluido a un partido marxista en su Gobierno. Pero Sánchez en esa cita, podrá poner en valor que España sigue crece bastante más que otros y comprometida con el cambio climático, que será otra de las cuestiones destacadas de esa reunión.