El príncipe Harry y Meghan Markle renuncian a sus títulos y no recibirán fondos públicos

También se comprometen a devolver el dinero que se invirtió en la reforma de Frogmore Cottage, su residencia en Windsor

El Príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, no usarán más sus títulos monárquicos y no recibirán fondos públicos, según anunció este sábado el Palacio de Buckingham en un comunicado. Todo ello tendrá un período de transición que durará hasta esta primavera. En consecuencia, la pareja “no utilizará sus títulos de Su Alteza Real (HRH, por sus siglas en inglés) porque ya no son miembros en activo de la Familia Real”.

El anuncio oficial llega después de que la semana pasada los duques de Sussex comunicaran su deseo de dejar la primera línea de la monarquía británica para pasar a ser económicamente independientes.

El texto subraya que la pareja seguirá manteniendo sus patronatos y asociaciones “con la bendición de la reina”, pero ya no podrán representar formalmente a la reina. En cualquier caso “los duques de Sussex han dejado claro que todo lo que harán seguirán respetando los valores de su majestad”.

Además, el duque y la princesa de Sussex han manfiestado su intención de devolver los 2,4 millones de libras (más de 2,8 millones de euros) de dinero público recientemente recibido para la reforma de su residencia oficial, Frogmore Cottage, en la que seguirán viviendo cuando estén en Reino Unido.

Acompaña al comunicado del Palacio de Buckingham un comunicado personal de Isabel II en el que la reina expresa su “satisfacción” por haber logrado “una vía constructiva” para resolver la situación después de que la pareja expresara su intención de independizarse de la Casa Real. “Enrique, Meghan y Archie siempre serán miembros queridos de mi familia”, ha subrayado.

Con el beneplácito de la Reina, están autorizados a mantener el patrocinio a nivel privado de distintas organizaciones que respaldan y, aunque no pueden representar formalmente a la soberana, la pareja “ha dejado claro” que todo lo que hagan respetará sus valores.

“Apoyo su deseo de una vida más independiente”, ha remachado la reina, que les agradece en la misiva el trabajo desarrollado y destaca lo “particularmente orgullosa” que se siente de “cómo Meghan se ha convertido tan rápidamente en una más de la familia”.

El pasado 8 de enero el príncipe Enrique y Meghan Markle, que desvelaron su intención de “dar un paso atrás como miembros ‘senior’ de la familia real” con vistas a ser económicamente independientes y vivir un tiempo fuera de Reino Unido, previsiblemente en Canadá. Uno de los proyectos con los que contarían sería la creación de una organización caritativa.

El sexto en la línea de sucesión al trono y su esposa han patentado una marca, Sussexroyal, de la que aún se desconoce si, dado su nuevo estatus ajeno a la monarquía, podrá ser utilizada.