El PP ve una “cesión” más de Sánchez a los independentistas en la apertura de ‘embajadas’ catalanas

El PP considera la apertura de las oficinas catalanas en Argentina, México y Túnez, que ha permitido el Gobierno, una “cesión más” del presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, a los independentistas, porque si “duerme hoy en La Moncloa” es gracias a su pacto con ERC.

Según ha manifestado el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, en una entrevista con Efe, el objetivo de estas “denominadas embajadas” es “atacar a España” porque dicen que es “una especie de república bananera” que no hay separación de poderes y que se politiza la Justicia.

Y Sánchez lo permite porque es consciente de que “si defiende la unidad, la igualdad y la Constitución, y para los pies a la Generalitat, entonces no podrá sacar adelante los presupuestos”, ha recriminado Montesinos.

Además, ha considerado “inaceptable” que Sánchez permita que se abran estas delegaciones en el exterior en vez de estar con las resoluciones de la Junta Electoral Central y exigir que el president de la Generalitat, Quim Torra, deje su cargo tras ser inhabilitado.

Desde el PP ya han pedido la comparecencia de la nueva ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González, en el Congreso para que explique la apertura de estas nuevas oficinas catalanas en el extranjero.

El Gobierno explicó ayer viernes que ha permitido la apertura de las oficinas catalanas en Argentina, México y Túnez porque la Generalitat “atendió a los requerimientos del Gobierno” de limitar la acción de sus oficinas a actividades comerciales y culturales.

Montesinos también ha criticado la intención de Sánchez de celebrar un mesa de negociación bilateral con la Generalitat, lo que supone que tratará a Torra como si fuese un representante del Gobierno de Francia o de Alemania, que “es como decir que el Gobierno de Cataluña está por encima del de Extremadura”.

“No estaremos en las trincheras”

Por otra parte, Montesinos ha asegurado que su formación política no va a estar “en la división y en las trincheras”, en respuesta a los reproches del Gobierno por su actitud de “bloqueo”, y también ha recalcado, por otra parte, que es un partido “distinto de Vox”.

En una entrevista con Efe, ha explicado que con Vox pueden estar “de acuerdo en algunas cosas y en otras no”, pero su posición es distinta, ya que el PP aspira a conquistar a todos los votantes a la derecha del PSOE y se considera “el partido constitucionalista” con un proyecto “de defensa del interés general”.

El PP se dirige a todo votante de centro derecha y a los socialistas descontentos para decirles que “si quieren un proyecto de futuro para España ilusionante, si quiere dejar atrás el ‘y tú más’ y las trincheras, éste es su partido”, ha afirmado Montesinos, en contraposición a los socialistas.

En esta línea, va a seguir trabajando en un entendimiento con Ciudadanos para la coalición España Suma, “siempre desde el respeto” al proceso interno de renovación que tienen en marcha. “No nos vamos a equivocar de enemigos, tenemos muy claro cuáles son nuestros rivales políticos, y que tenemos que ejercer la oposición a Sánchez y sus socios”, ha puntualizado.

Y ha llegado a decir a estos votantes socialistas que no estén de acuerdo con la “deriva” del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que “el PP es su casa”.

El PIN parental “no es una cesión a Vox”

Para Montesinos, el mantenimiento del pin parental en la Región de Murcia -el consentimiento familiar para actividades escolares complementarias- para lograr un acuerdo de presupuestos no es una cesión a Vox, sino que el PP está a favor de “la libertad y que los padres elijan en cuestiones morales y religiosas”.

Por eso, ha criticado que el Gobierno haya enviado un requerimiento al Gobierno de Murcia para la retirada de este formulario escolar porque supone que “ataca” a esta comunidad, mientras que tiene “guante de seda” con la Generalitat “que no respeta la libertad de los padres y adoctrina a los alumnos”.

También ha reprochado al Gobierno que, mientras acusa al PP de bloqueo para la renovación de la cúpula judicial, el presidente Pedro Sánchez “no llama” al principal partido de la oposición, y ha reiterado que acudirán a una reunión para negociar, pero siempre bajo la premisa de cambiar el actual modelo de elección.

“Si quiere politizar la justicia, no nos encontrará en ningún momento, pero si quiere despolitizar la justicia, ahí estará el PP”, ha garantizado a este respecto.

Un PP que se encuentra “en pie, con fuerzas y en plena forma”, según Montesinos, para ejercer su labor de oposición, con un presidente del partido, Pablo Casado, con liderazgo “forjado en el debate y el diálogo” que ya está consolidado y con el objetivo claro de “reagrupar el constitucionalismo”.

Así, ha restado importancia a la marcha de varios dirigentes del partido, de la anterior etapa de Mariano Rajoy, durante el último año porque el PP sigue siendo un partido “grande y transversal” en el que cabe todo el mundo y le ha dicho a los que se fueron que “tienen las puertas abiertas de par en par para que vuelvan”.

En concreto, sobre la renuncia del presidente del PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, esta misma semana, ha dicho que su “casa política” sigue siendo el PP y es un “referente” del partido porque siempre ha dado la cara por las víctimas del terrorismo y ha “enarbolado la bandera de la libertad”.

Además, ha descartado discrepancias internas, más allá de que en el partido “se debate mucho y se escucha mucho” porque “el PP no es una secta”, ha concluido.