La Fiscalía del Supremo se pronuncia contra la inhabilitación de Torra que acordó la Junta Electoral

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha dado a conocer este viernes un informe en el que no se opone a la petición realizada por la defensa del presidente de la Generalitat, Quim Torra, para que quede en suspenso la resolución de la Junta Electoral Central del pasado 3 de enero, que le retiró su credencial de diputado en el Parlamento catalán.

En un escrito de 21 paginas firmado por el fiscal Pedro Crespo la Fiscalía entiende que, “en orden a la prudente y equilibrada preservación” de los intereses en conflicto, considera “asumible” la petición de Torra hasta que la sala de lo contencioso-administrativo del TS resuelva si la decisión de la JEC es conforme o no a derecho, es decir, hasta que aclare su postura sobre el fondo del asunto.

La Sala de lo Contencioso del Supremo ya rechazó por unanimidad suspender de manera urgente el acuerdo de la JEC -que consideró que pesaba sobre Torra la causa de “inelegibilidad sobrevenida” al haber sido condenado por desobediencia- y decidió tramitar su petición en forma de medidas cautelares, es decir, escuchando al resto de partes. El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) condenó en diciembre al presidente de la Generalitat a un año y medio de inhabilitación por un delito de desobediencia al no retirar la pancarta sobre los presos y los lazos amarillos del Palau durante el periodo electoral del pasado abril.

El fiscal Crespo considera que “nada impide” asumir la petición de medidas cautelares del president catalán ante “las probabilidades de que la pretensión del recurrente -Torra recurrió su condena ante el Supremo- pueda resultar total o parcialmente viable”. El fiscal quiere ser prudente ante “las posibilidades de que un fallo favorable a su tesis pueda verse plenamente privado de plena eficacia” si para entonces ya ha sido inhabilitado. Es decir, considera que si prevalece la inhabilitación dictada por la Junta Electoral y finalmente el Supremo le da la razón por la vía penal ya sería demasiado tarde.

La Fiscalía apoya “sin reservas” la decisión del Supremo de rechazar las medidas cautelarísimas pero explica que, incluso, la Junta Electoral podría no ser competente para tomar la decisión de inhabilitarle una vez condenado. “Tendría competencia para resolver sobre la inelegibilidad propiamente dicha de los candidatos, pero una vez alcanzada por estos la condición de electos correspondería en exclusiva al propio Parlamento la competencia para apreciar la existencia y los efectos de dicha inelegibilidad sobrevenida”. Recuerda la Fiscalía que la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG) “no atribuye ni reconoce en ningún momento a la Junta Electoral Central (…) facultades o competencia alguna para anular por su propia autoridad las credenciales de los diputados que ya están ejerciendo su mandato ni declarar vacantes sus escaños”.

El fiscal destaca que este reproche por posible incompetencia no ha sido alegado sólo por Torra: también figura “en el voto particular suscrito por seis de los vocales de la Junta Electoral Central, frente al acuerdo mayoritario que se impugna en este procedimiento”. Añade que el voto particular a la decisión mayoritaria de la JEC incorporaba supuestos “en que la misma hizo expresa declaración de su falta de competencia en casos similares”, argumento que, a juicio del ministerio fiscal, “no resulta desvirtuado” en este caso.

El pasado 10 de enero y una vez el Supremo rechazó las medidas cautelarísimas de Torra, la Junta Electoral Provincial de Barcelona acordó retirarle la credencial de diputado del Parlament, si bien la cámara rechazó hacerlo efectivo, con el apoyo de los independentistas y PSC y de acuerdo con el criterio de los servicios jurídicos de la cámara.

El caso es que los argumentos de la Fiscalía difieren totalmente de los esgrimidos por partidos como PP y Cs que consideran que la resolución de la JEC es motivo suficiente para despojar a Torra del escaño y, en consecuencia, para que cese como presidente de la Generalitat, cargo para el que el indispensable ser diputado según el Estatut. El presidente del grupo parlamentario de Cs, Carlos Carrizosa, ha señalado este viernes en Catalunya Ràdio que “en el próximo pleno, el señor Torra no puede sentarse en el escaño como diputado porque, de momento, la Junta Electoral ha dicho que no lo puede hacer, y el Tribunal Supremo ha dicho que, de momento, no revoca la orden de la Junta Electoral”. “Si dentro de cuatro semanas o un mes, el Tribunal Supremo, con medidas cautelares y no cautelarísimas, dice que, de momento, puede conservar el escaño, entonces, lo puede conservar, pero de momento no, porqué la Junta Electoral ha dicho que no, y eso es lo que queremos que se haga para el próximo pleno”, ha añadido.

RELACIONADO