El Gobierno requiere a Murcia que elimine el ‘pin parental’ o acudirá a los tribunales

En el caso de que el Ejecutivo regional no atienda al requerimiento, se iniciará "el procedimiento para llevar a los tribunales" la medida promovida por Vox

El Gobierno ha advertido este viernes que “responderá con contundencia” ante el pin parental o cualquier actuación que vulnere los derechos de los menores y ha anunciado que recurrirá por la vía administrativa o judicial las medidas que en este sentido tomen PP, Vox y Ciudadanos.

Lo ha dicho la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, tras la reunión del Consejo de Ministros, donde se ha decidido enviar un requerimiento al Gobierno de Murcia para que retire el pin parental incluido en las instrucciones de este curso (publicadas en agosto) y que establece que los padres den su autorización previa y expresa ante actividades impartidas por personas ajenas al centro.

La ministra de Educación, Isabel Celaá, y la de Igualdad, Irene Montero, han expresado también en la rueda de prensa posterior al Consejo su rechazo al pin parental -una exigencia de Vox en la negociación de los presupuestos regionales– al que han calificado de “censura educativa”. Vulnera el derecho fundamental de los niños a ser educados. Es un instrumento de censura educativa que no podemos tolerar en nuestras escuelas”, ha enfatizado Celaá.

Por su lado, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha anunciado que va a solicitar su comparecencia en la Comisión del seguimiento del Pacto de Estado contra la violencia machista al considerar que el pin parental supone “una clara ruptura” del mismo, ya que incluye la educación afectivo-sexual”. “Los hijos e hijas de padres y madres machistas tienen el mismo derecho a ser educados en valores igualitarios”, “en libertad y en feminismo”, “de amar a quien quieran y cuando quieran”, ha manifestado Montero.

“Cuando la educación afectivo sexual por educadores expertos desaparece de las políticas públicas se acude a otras fuentes”, ha advertido en un tuit la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Victoria Rosell, quien ha alertado: “ya hemos visto las consecuencias de su sustitución por la pornografía”.

La ministra de Educación ha confiado en que Murcia atienda al requerimiento pero, de no ser así, ha dicho que “para eso están los tribunales”.

Por su parte, el Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, ha pedido información a la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno murciano sobre las instrucciones para el ‘pin parental’. La alta institución ha recibido este viernes una queja sobre este asunto por parte de la asociación de Cartagena (Murcia) Colectivo Galactyco, que ha admitido a trámite, por lo que ha solicitado información sobre la materia al Ejecutivo murciano.

La norma de Murcia responde a la propuesta electoral de Vox para que “los padres tengan libertad para elegir la educación de sus hijos y se precise su consentimiento expreso para cualquier actividad con contenidos de valores éticos, sociales, cívicos morales o sexuales”. Fue una de las exigencias de ese partido en los acuerdos de gobierno con PP y Ciudadanos en Murcia y también es uno de los requisitos que el partido de Santiago Abascal quiere imponer en la Comunidad de Madrid y en Andalucía para dar apoyo a sus presupuestos.

Precisamente este viernes, el consejero andaluz de la Presidencia, Elías Bendodo, ha defendido la aplicación del pin parental o “derecho a decidir” de los padres sobre la educación de sus hijos, y ha sostenido que cuando se concrete esta medida será “dentro” del marco legal y de la ley de Educación.

PP recuerda que en Murcia se aplica hace tiempo

El secretario general del PP, Teodoro García Egea ha considerado “sorprendente” que el Gobierno se haya dado cuenta ahora de una medida que, según ha enfatizado, está en marcha desde que comenzó el curso en Murcia, donde los padres “pueden elegir si sus hijos van a actividades extracurriculares”.

En rueda de prensa en la sede de su partido, García Egea ha asegurado que es “normal garantizar la libertad de los padres” a la hora de decidir qué formación mediante charlas o actividades complementarias reciben sus hijos y ha arremetido contra la decisión de Sánchez de enviar un requerimiento al presidente de Murcia, Fernando López Miras, para que cumpla la ley al respecto. “Qué valiente es Sánchez con quienes defienden la ley y qué sumiso con quienes la atropellan y están condenados por la Justicia”, ha ironizado el dirigente del PP antes de retarle a requerir también al presidente de la Generalitat, Quim Torra, a retirar los “espías” de los colegios catalanes que verifican qué idioma hablan los alumnos cuando están en el recreo.

Además, García Egea ha argumentado que los padres quieren que sus hijos reciban las clases de “profesionales que hayan accedido a sus puestos por la función pública” y tienen derecho a dar o no permiso a todo “lo que se salga de esa formación”, como entiende que es el caso de las charlas sobre asuntos como la igualdad de género, la violencia machista o la discriminación sexual objeto de polémica.

En todo momento ha invocado la “libertad” que asiste a los progenitores a la hora de decidir sobre la información que reciben sus hijos, que “no son de Sánchez, de Celáa ni de Montero”, reiterando que se trata de materias “extracurriculares”. Y ha sostenido que el PP siempre rechazará “el adoctrinamiento” y defenderá esa “libertad para todos”. “Son los padres y no Sánchez quienes tienen que decidir a qué actividades van los hijos de cada uno”, ha sentenciado.

Cs cree que está “fuera de la legalidad” pese a apoyarlo

Sin embargo pese a haber aprobado esta medida, la portavoz parlamentaria de Cs en la Asamblea de Murcia, Ana Martínez Vidal, ha señalado que, si bien su partido no está de acuerdo con el ‘pin parental’ y cree que la citada circular se encuentra fuera de la legalidad, su apoyo a esta medida en los Presupuestos obedece a un ejercicio de “lealtad institucional” y “estabilidad”.

En medio de la polémica, el portavoz adjunto de Cs, Edmundo Bal, ha negado este viernes que haya pactado ese tema en Murcia o en cualquier otra comunidad donde gobierna con PP y el apoyo de Vox. “Siempre hemos votado en contra cuando se ha planteado. Es un mensaje erróneo porque no aceptamos ese concepto”, ha asegurado Bal en una rueda de prensa en el Congreso al explicar que el acuerdo al que han llegado en Murcia con Vox o en Andalucía es que en materia de enseñanza se deberán cumplir “los principios constitucionales con respecto a la educación y los derechos de los niños y de los padres”.

Extensión a Madrid y Murcia

También el pin parental es uno de los requisitos que el partido de Santiago Abascal quiere imponer en la Comunidad de Madrid y en Andalucía para dar apoyo a sus presupuestos.

Precisamente este viernes, el consejero andaluz de la Presidencia, Elías Bendodo, ha defendido la aplicación del pin parental o “derecho a decidir” de los padres sobre la educación de sus hijos, y ha sostenido que cuando se concrete esta medida será “dentro” del marco legal y de la ley de Educación.

Aunque el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, ha asegurado que no comparte la posición de Vox sobre el pin parental aunque ha matizado que para gobernar, en el Ejecutivo andaluz existen dos “pensamientos y un solo proyecto”.

Desde Madrid, el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado (Ciudadanos), ha asegurado que no se ha dado “ningún paso” para implantar esta medida y ha emplazado al partido de Abascal a presentar en la Asamblea una ley si quiere cambios normativos al respecto.

Sin embargo, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha dicho que “cualquier medida” como el pin parental le parece “adecuada y acertada” para “garantizar el derecho fundamental” de los padres a educar a sus hijos “libremente”.

En el mismo sentido, el consejero madrileño de Educación e Investigación, Enrique Ossorio, ha dicho que el Gobierno regional está “abierto” a analizar las propuestas relacionadas con el ‘pin parental’ que pueda hacerle Vox si “mejoran” los planteamientos de la Comunidad de Madrid.

Más de 100 colectivos firman un manifiesto

Un total de 103 colectivos sociales y políticos de toda España se han adherido hasta el momento a un manifiesto que exige la retirada de las instrucciones de inicio de curso de la Consejería de Educación de Murcia, y manifiesta su “absoluto rechazo” al pin parental.

Para los firmantes, esta medida “contraviene la Constitución y las normas educativas, ataca la autonomía de los centros y la libertad de cátedra del profesorado y, lo que es más importante, contradice el derecho fundamental de los niños y adolescentes a recibir una formación integral basada en los principios y valores de nuestra democracia, como la igualdad entre hombres y mujeres, la tolerancia y el respeto a la diversidad”.

En el manifiesto, se aclara que las actividades complementarias que deben ser autorizadas con el pin parental por las familias están incluidas en la programación que los centros, previa consulta de los consejos escolares, se aprueban y son obligatorias y evaluables, por lo que “contra ellas no existe objeción de conciencia”.

“Confiamos en el criterio y la profesionalidad de los docentes y consideramos inadmisible que se les censure en su ejercicio docente”, sostiene el comunicado, que insiste en que no pueden hacer optativos “en la escuela valores que en nuestro país no son opcionales desde hace más de cuarenta años”.

Además, insisten en que el pin parental contraviene, entre otras, la Ley de Igualdad Social LGTBI de la Región de Murcia, la legislación sobre violencia de género de la Región de Murcia, la Ley Orgánica de Igualdad entre Hombres y Mujeres, la Constitución y la Convención de los Derechos del Niño.

Entre los firmantes se encuentran asociaciones de mujeres, apoyo a la infancia, de jóvenes, padres de alumnos, ecologistas, docentes y vecinales de Murcia y otras regiones del país, así como los partidos PSOE, Podemos, IU y Equo, y los sindicatos UGT, CCOO, Sterm, CGT e Intersindical, entre otros colectivos.