Puigdemont pretende visitar a los presos en febrero con una misión de la Eurocámara

El expresidente de la Generalitat interviene por primera vez en el Parlamento Europeo y pide "mecanismos para la autodeterminación"

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Carles Puigdemont, que este martes ha intervenido por primera vez en el pleno del Parlamento Europeo, dónde ha aprovechado para pedir a la Unión Europea un “mecanismo común democrático para la autodeterminación”, intentará visitar a los líderes independentistas presos a finales de febrero. Así lo ha anunciado este martes el ‘expresident’ en una entrevista en Rac-1. Su intención es sumarse a la misión de eurodiputados que visitará las prisiones a finales del próximo mes.

“Querría volver a Cataluña para visitar a los presos políticos. Sé que hay una misión para el 23 o 24 de febrero de parlamentarios europeos para visitar las cárceles. No lo descarto. Trabajamos para ello. Debería poder hacerlo”, ha afirmado.

Para que Puigdemont pueda hacer realidad ese propósito y volver a pisar suelo español, necesita asegurarse antes su inmunidad, reconocida por el Parlamente Europeo pero que el Tribunal Supremo ha pedido retirar. En sus declaraciones, el expresidente de la Generalitat ha exigido aclarar si esa inmunidad, vigente en la UE, tiene “una excepcion española”.  “Si tengo inmunidad, creo que opera en el conjunto de la Unión Europea. Hemos de asegurarlo. Quiero saber si hay una excepción española o no”, ha dicho.

De todas formas, hay que recordar que el juez Pablo Llarena, el instructor de la causa del ‘procés’ incluía una puntualización en las resoluciones en las que pedía la tramitación de un suplicatorio al Parlamento Europeo que crea nuevas dudas sobre la situación procesal de Puigdemont. En concreto, Llarena afirmaba que si el político catalán volvía a España sería detenido de inmediata al estar ya procesado por lo que no sería necesaria esa autorización. Además, explicaba que la sentencia del TJUE dejaba en manos del tribunal nacional la permanencia en prisión preventiva, sin perjuicio de la tramitación de un suplicatorio posterior.

El lunes, tras participar en su primer pleno como eurodiputado, Puigdemont ofreció una rueda de prensa en la que dijo lo siguiente: “No he descartado pisar suelo español, he dicho que esto es lo que debería pasar. Porque la inmunidad que rige para todos los eurodiputados en todo el territorio sin excepción, no hay una excepción española en materia de inmunidad. Hasta hoy es miembro de la UE y las leyes hay que cumplirlas. (…). España debe proteger, respetar y reconocer nuestra inmunidad”. Puigdemont afirmó, en el mismo contexto, que va a “luchar” para “poder hacer acción” en España porque “es un miembro de la UE”, al tiempo que señalaba que “no es comprensible” que tanto él como el exconseller Toni Comín gocen de inmunidad en todo el bloque “excepto en un Eastado miembro”.

Intervención en el Parlamento Europeo

Este martes, y tras la entrevista en Rac-1, Puigdemont ha disfrutado de su primera intervención ante el pleno del Parlamento europeo, que ha aprovechado para llamar al diálogo para negociar una solución política a la crisis en Cataluña, al tiempo que ha pedido a la UE un “mecanismo común democrático para la autodeterminación”.

Puigdemont ha intervenido en inglés durante un minuto en el turno de intervenciones abierto a los eurodiputados en un debate con el primer ministro de Croacia, Andrej Plenkovic, sobre las prioridades de la presidencia de turno de la UE que ocupará el país balcánico este semestre.

Tras su intervención reivindicando que Cataluña es “un asunto interno europeo” para el que se debe buscar una solución “política por la vía del diálogo y la negociación”, Puigdemont ha rechazado escuchar a los eurodiputados Dolors Montserrat (PP) y Luis Garicano (Cs), que han pedido la palabra para replicar al líder independentista.

Montserrat y Garicano han recurrido a la tarjeta azul que prevén las reglas del Parlamento europeo para indicar que se desea realizar una pregunta al eurodiputado que está interviniendo. Preguntado por la presidencia de la Eurocámara si aceptaba estas peticiones, Puigdemont se ha limitado a responder con un “no”.

“Hoy Cataluña es un asunto europeo interno y va a estar presente durante la presidencia croata, por eso debe encontrarse una solución política, por la vía del diálogo y la negociación”, ha expresado Puigdemont en su declaración.

El político catalán ha pedido por ello que la Unión Europea trabaje para encontrar un mecanismo común democrático para la autodeterminación, para mostrar al mundo, ha dicho, que “el derecho de autodeterminación es la mejor y más democrática manera de resolver conflictos territoriales. La represión no debe ser una solución aceptable”, ha remachado.

RELACIONADO