El hemiciclo del Congreso se adapta al nuevo Gobierno y ya tiene 23 asientos en el banco azul

El hemiciclo del Congreso de los Diputados se ha adaptado ya a la nueva composición del Gobierno de Pedro Sánchez y cuenta desde este lunes con un total de 23 asientos en el banco azul reservado para los miembros del Ejecutivo.

En la anterior legislatura, con el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez, en la primera bancada del Salón de Plenos ya había 20 sillones colocados, aunque sólo se utilizaban 18, que eran los integrantes de ese Ejecutivo. Ahora se han añadido tres nuevos asientos, uno por cada tercio del hemiciclo, hasta llegar a 23, que son los componentes del nuevo Gabinete. Los miembros del Ejecutivo de coalición estarán por tanto un poco más apretados que en las últimas legislaturas y es que, este Consejo de Ministros es el más numeroso desde los tiempos de Adolfo Suárez.

Como marca la tradición parlamentaria, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ocupará el primer asiento del banco azul situado a la izquierda de la Presidencia de la Cámara, la misma ubicación que los demás jefes del Ejecutivo socialistas.

A continuación se colocarán los titulares de los demás departamentos primando el orden jerárquico y la antigüedad de sus ministerios. Así, el segundo escaño azul volverá a ser para la vicepresidenta primera y ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo.

A su izquierda se sentará el nuevo vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, que se estrena en el espacio reservado al Gobierno.

Después se colocarán la nueva vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, seguida de la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera.

El resto del banco azul lo ocuparán los demás miembros del Consejo de Ministros por orden de antigüedad de sus departamentos, siendo el último para el nuevo titular de Universidades, Manuel Castells.

De los 23 miembros del Gabinete que preside Pedro Sánchez, un total de 16 obtuvieron escaño en las elecciones del pasado 10 de noviembre y, si lo mantienen, podrán votar sin problemas puesto que la primera bancada del hemiciclo cuenta con un total de 20 puestos para poder hacerlo electrónicamente.

Los miembros del nuevo Gobierno que no son diputados son la vicepresidenta económica, y los responsables de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya; la de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias; el de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes; el de Sanidad, Salvador Illa; el de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y el de Universidades, Manuel Castells.

Aunque ya está todo listo en el hemiciclo, todavía no hay fecha para la celebración de un Pleno del Congreso que permita a los nuevos inquilinos del banco azul tomar posesión de los asientos que ocuparán mientras desempeñen las responsabilidades a las que han accedido este lunes.

La ubicación de Echenique, pendiente

Además, sigue pendiente de resolución la ubicación en el Salón de Plenos del nuevo portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, quien sufre una atrofia muscular espinal que le obliga a desplazarse en silla de ruedas.

En la anterior legislatura Echenique se sentaba en la última fila del hemiciclo, conocida como ‘gallinero’ donde podía llegar fácilmente utilizando un ascensor pero para ejercer su nueva responsabilidad quiere, como el resto de portavoces, sentarse en primera línea, una situación para la que las instalaciones del hemiciclo no están adaptadas, pues se accede a estos puestos a través de escaleras.

El diputado aragonés tampoco tendrá en principio acceso a la tribuna de oradores. Hasta ahora, se dirigía al Pleno en una mesa que se le facilitaba, junto con un micrófono, y que se colocaba cerca de la mesa de las taquígrafas, en el centro del Hemiciclo, desde donde también siguió el debate de investidura de Sánchez.

Así las cosas, la Cámara está estudiando cómo adaptar el hemiciclo pero, según han indicado a Europa Press fuentes parlamentarias, si finalmente se decide hacer obras –para lo que habrá que contar con Patrimonio Nacional– estás no podrán empezar hasta el verano para no entorpecer el desarrollo de las sesiones plenarias.

Lo que sí está resuelto es el sistema de votación que utilizará Echenique ya que en la anterior legislatura se le adaptó el aparato que ya usaba durante el tiempo que tuvo escaño en las Cortes de Aragón.