La Junta Electoral Provincial ejecuta la inhabilitación de Torra y declara vacante su escaño

La Junta Electoral Provincial de Barcelona ha acordado retirar la credencial de diputado del Parlament al presidente de la Generalitat, Quim Torra, y su sustitución por Ferran Mascarell, quien le sucedía en la lista electoral de JxCat de las últimas elecciones catalanas. En una reunión celebrada esta tarde, los miembros de la Junta Provincial han acordado ejecutar la orden de la Junta Electoral Central (JEC) que vetó a Torra como diputado, al entender que no tiene competencias para suspender esa decisión, "y más cuando el Tribunal Supremo" ha rechazado hacerlo esta misma mañana.

El Supremo ha descartado este viernes suspender de urgencia el acuerdo de la Junta Electoral Central que, el pasado 3 de enero, retiró a Torra el acta de diputado autonómico a raíz de su condena por desobediencia y dejaba en manos del Parlament la decisión de si abandonaba también la presidencia de la Generalitat.

Tras conocer el auto del Tribunal Supremo, Torra ha presentado esta tarde un escrito ante la Junta Electoral Provincial para pedir que nuevamente se suspenda su cese como diputado, a la espera de que el alto tribunal se pronuncie en los próximos días sobre las medidas cautelares solicitadas por el presidente de la Generalitat para evitar su destitución.

En su acuerdo, contra el que no cabe recurso, la Junta Provincial ha argumentado que no tiene competencias para acordar la suspensión de la resolución de la Junta Electoral Central que hoy ha mantenido el Tribunal Supremo.

Por ese motivo, ha resuelto retirar la credencial de diputado a Torra, en cumplimiento de la orden de la Junta Electoral Central, que, a su vez, le instaba a declarar de forma inmediata la vacante del escaño que el presidente de la Generalitat ocupa en el Parlament.

En consecuencia, la Junta ha ordenado expedir una nueva credencial de diputado a favor de Ferran Mascarell, quien sucedía a Torra en la lista de JxCat por la circunscripción de Barcelona, y establece que ésta debe entregarse al representante general de la candidatura.

La JEC, en una decisión adoptada con una gran división interna, aplicó a Torra el principio de "inelegibilidad sobrevenida" por haber sido condenado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por no retirar los lazos amarillos de edificios públicos en periodo electoral, aunque su sentencia no es firme.

La decisión, que se tomó a instancias del PP, Ciudadanos y Vox, invocaba el artículo 6.2 b) de la Loreg, que declara inelegibles a los condenados por sentencia firme o no firme por una serie de delitos, entre ellos el de actuar contra la "administración pública" y "las instituciones del Estado".

El cese de Torra como diputado podría comportar su destitución como presidente de la Generalitat, dado que ser parlamentario es requisito para acceder al cargo, de acuerdo con el Estatut.

Torra denuncia un "golpe de Estado"

Pese a la resolución del Supremo, Torra ha afirmado este viernes que "no reconoce los efectos" de la resolución del Supremo, que ha calificado como un "nuevo golpe de Estado a la soberanía del Parlament", que es "el único que puede decidir quién pierde la condición de diputado".

"No es más que un golpe de Estado a la soberanía del Parlament de Cataluña y un intento de alterar por vías irregulares la voluntad política de los catalanes", ha asegurado Torra en una declaración institucional en la que ha estado arropado por todos los consellers y por representantes de los grupos parlamentarios de JxCat, ERC y la CUP.

Torra se ha referido a la resolución aprobada por la cámara catalana el pasado 4 de enero en la que la mayoría lo refrendó en el cargo y ha pedido que se tomen "las medidas oportunas para proteger la máxima institución del país, que es la presidencia de la Generalitat" y para defender "al resto de instituciones y el respeto a los ciudadanos del país".

Por ese motivo, ha sostenido que el auto del Supremo "es un ataque sin precedentes a los derechos fundamentales de un cargo electo y a la voluntad política expresada por nuestro pueblo. Es una nueva y grave irregularidad democrática".

Junto a Torra han comparecido todos los consellers y los presidentes de los grupos parlamentarios de JxCat y ERC, Albert Batet y Sergi Sabrià, respectivamente, los diputados de la CUP Carles Riera y Vidal Aragonés y la líder de JxCat en el Ayuntamiento de Barcelona y diputada en el Parlament, Elsa Artadi.

El presidente catalán ha aseverado que todavía es diputado en el Parlament y presidente de la Generalitat y que "el único marco jurídico aplicable a la hora de elegir y cesar la presidencia de la Generalitat es el que establecen el Reglamento del Parlament, la Ley de Presidencia de la Generalitat y el Govern y el Estatuto".

Torra también ha hecho referencia en su discurso a la decisión del Supremo de mantener el veto a Oriol Junqueras como eurodiputado y ha enmarcado estas decisiones en la "causa general contra el independentismo", que afecta, según él, no solo a políticos sino a miles de ciudadanos y ciudadanas represaliadas" por "haber ejercido sus derechos civiles y políticos ante esta ola de vulneración de derechos y libertades".

Ha pedido el fin "inmediato" de toda esta "represión política", después de referirse también a la decisión del Supremo de pedir al Parlamento Europeo que suspenda la inmunidad de Carles Puigdemont y Toni Comín.

Torrent: "Torra votará en próximos plenos"

Por su parte, el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha sostenido este viernes que la JEC no es competente para inhabilitar como diputado a Torra, que continúa siendo "diputado de pleno derecho", porque no se cumplen los supuestos que prevé el Reglamento del Parlamento catalán para que deje de serlo.

Preguntado en rueda de prensa, ha garantizado que Torra podrá votar en los próximos plenos y, sobre las consecuencias de este hecho, ha asegurado que seguirán defendiendo los derechos de los diputados en la Cámara regional "más allá de cualquier otra consideración o cualquier otra consecuencia".

Ha explicado que la Mesa aprobará el próximo martes la presentación de un recurso ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo (TS) contra el acuerdo de la JEC, después de que él ya encargara a los servicios jurídicos que trabajara en este recurso, que "determina esta voluntad de luchar por la vía judicial por los derechos del diputado Torra".

"Garantizo la defensa inequívoca de los derechos y el Reglamento del Parlament", ha proclamado Torrent y, preguntado por cuestiones como si considera que está desobedeciendo a la JEC o si Torra debería seguir siendo o no presidente del Govern si deja de ser diputado, ha descartado adelantarse a cualquier eventualidad.

El presidente de la Cámara ha sostenido que la JEC es un órgano administrativo que no se puede otorgar ningún tipo de potestad para inhabilitar a Torra o a cualquier otro diputado: "El posicionamiento del Parlament es muy claro y lo defenderemos con todas las consecuencias y por todas las vías posibles".

Ha dicho que esta firmeza en la defensa de los derechos de los diputados más que de las consecuencias no es una "actitud de golpearse en el pecho ni grandilocuente", sino que es consecuente con el posicionamiento que ha mantenido siempre.

Preguntado por si teme una querella contra él, ha replicado: "No sería la primera vez", y que siempre toma sus decisiones en defensa de los derechos de los diputados porque cree que es el papel que corresponde al presidente del Parlamento catalán, postura que cree que no es sólo política, sino también moral.

Considera que el Estado "ha demostrado definitivamente que se sitúa fuera del sistema judicial europeo, fuera de lo que determinan sentencias de los tribunales europeos" --por el rechazo de que Oriol Junqueras (ERC) ejerza como eurodiputado-- y pretende inhabilitar a Torr sin una sentencia firme.

"Ningún tribunal resolverá el conflicto político que vive nuestro país, sólo se resolverá haciendo política en mayúsculas", ha defendido y, preguntado por si defenderá el posicionamiento de los letrados de la Cámara, ha señalado que son los técnicos jurídicos de la Cámara regional y que éste cuenta también con la Mesa, que toma decisiones en función de sus creencias políticas.

RELACIONADO