ERC pide a la Eurocámara “proteger la inmunidad” de Junqueras y acusa al Supremo de “dictar el Brexit judicial del Estado español”

El independentismo catalán ha tachado este jueves de "vergüenza" y "escándalo" la decisión del TS sobre Oriol Junqueras

El coordinador nacional de ERC, Pere Aragonès, ha anunciado que impugnarán la negativa del Tribunal Supremo de excarcelar a Oriol Junqueras para que tome posesión como eurodiputado y ha pedido al Parlamento Europeo que avale al líder de ERC como miembro de la cámara ante el “Brexit judicial” de España. “Estamos ante una demostración de autarquía judicial (…) es un escándalo absoluto”, ha aseverado el vicepresidente catalán, que ha comparecido arropado por representantes de ERC en todas las instituciones, entre ellos el presidente del Parlament, Roger Torrent.

Aragonès ha avisado de que agotarán “todas las vías jurídicas viables, transitables y realistas” para que Junqueras pueda estar en Estrasburgo el próximo lunes, algo que a su entender aún es viable.

Lo que sí que ha descartado es emprender cualquier “camino incierto”, como por ejemplo excarcelar al exvicepresidente; una afirmación que llega al día siguiente de que la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, causara cierto revuelo al sugerir que se abordarían “mecanismos” para garantizar la presencia de Junqueras en Estrasburgo.

Budó ha matizado sin embargo este jueves esa afirmación y ha precisado que el Govern no haría nada sin que el Supremo autorizara la salida de prisión de Junqueras. “La decisión de abrir las prisiones… en un minuto las volverían a cerrar y lo haría el mismo TS, si no los Mossos d’Esquadra que están en la puerta”, ha resuelto.

El primer paso, ha concretado, será presentar un recurso de súplica ante el Supremo, que este jueves ha acordado dejar en prisión a Junqueras al considerar que, aunque adquirió la condición de eurodiputado el pasado junio, su condena firme a trece años de prisión por el “procés” lo inhabilita como tal y no está protegido por la inmunidad parlamentaria.

Para Aragonès, esta decisión evidencia “más que nunca” que “hay que abrir una vía política”, basada en el diálogo y la negociación, para resolver el conflicto catalán. “Nuestro conflicto no lo resolverá el Tribunal Supremo, ni el Tribunal Constitucional, ni la Fiscalía, ni un poder judicial capturado por la derecha y la extrema derecha. Lo solucionará la gente votando y esto es lo que tenemos que hacer posible”, ha subrayado.

El propio Junqueras ha reaccionado en Twitter a la decisión del Supremo sobre su situación. “En Europa dictaron justicia, en el Estado se dicta prisión y persecución”, ha criticado. Además, ha afirmado que luchará por los derechos de los ciudadanos y por la libertad, y ha añadido: “La democracia siempre gana”.

El diputado de ERC en el Congreso Gabriel Rufián ha dicho en un tuit que “hay todo un Estado fagocitado por la pulsión golpista de los de siempre que prefiere ir contra un Gobierno y el más alto Tribunal de Justicia Europeo con tal de no renunciar a su patriotismo de pandereta, copa y puro”. “Pero olvidan que se enfrentan a un gigante político que les jubilará”, ha advertido Rufián tras la decisión del TS, que sostiene que su condena es firme, lo que conlleva la exclusión de su condición de eurodiputado.

Por su parte, el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, ha acusado al Estado español de “violentar el espíritu europeo de democracia y humanismo” al mantener en prisión a Junqueras. Lo ha dicho este jueves en el Palau de la Generalitat durante la clausura del acto de entrega de los premios de turismo del Govern.

El presidente catalán ha afirmado que con la decisión del alto tribunal no solo se han vulnerado los derechos políticos del líder republicano, sino también de “miles de catalanes a los que no se ha respetado lo que han votado”. En este sentido, ha reclamado la puesta en libertad de Junqueras y espera que el próximo 13 de enero se pueda reunir en el Parlamento Europeo con el expresidente Carles Puigdemont y el exconseller Toni Comín, que podrán ejercer como europarlamentarios.

Esta mañana, Torra ya había criticado desde su cuenta de Twitter la resolución del Tribunal Supremo: “Un tribunal español que no acata la justicia europea. La preocupación crece por toda Europa por la degradación democrática del Estado español”, ha escrito.

Por su parte, el expresidente catalán y líder de JxCat, Carles Puigdemont, ha calificado de “gravísimo error” la decisión del Supremo. “De ridículo en ridículo hasta el colapso final: Oriol Junqueras es eurodiputado y acabará ejerciendo, y quien puede quedar inhabilitado es un Estado que permite una desobediencia tan flagrante de los tribunales europeos”, ha afirmado Puigdemont en Twitter.

Por su parte, la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha cuestionado este jueves si el España se está situando “fuera de la UE”. “¿Con esta decisión la justicia del Estado Español se sitúa fuera de la UE?”, plantea Budó en un apunte en su cuenta de Twitter. La portavoz del Govern también hace referencia irónica en su apunte al denominado ‘spexit’ que alude a una eventual salida de España de la UE, cuya etiqueta en la red social creció tras la decisión del TJUE.

Por su parte, el diputado de los comuns en el Congreso Jaume Asens ha remarcado este jueves que el fallo del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) sobre el líder de ERC encarcelado, Oriol Junqueras, es vinculante: “Hay que volver a recordar lo obvio: Junqueras es eurodiputado”. “El brazo judicial de la derecha sigue actuando como si España fuera su cortijo y no formara parte de Europa”, ha aseverado en un apunte en Twitter tras la decisión del TS.

El tribunal ha rechazado autorizar el desplazamiento de Junqueras al Parlamento Europeo y acordar su libertad, y descarta declarar la nulidad de la sentencia por la que fue condenado a 13 años de prisión y tramitar un suplicatorio ante la Eurocámara.