PP y Cs evitan repetir la ‘foto de Colón’ y se desmarcan de las concentraciones de Vox

Ni el PP ni Ciudadanos parecen dispuestos a repetir la ‘foto de Colón’ que tan alto coste electoral tuvo para ambas formaciones el 28-A y han anunciado que no se sumarán a las concentraciones convocadas por Vox para las 12 horas del próximo domingo ante los ayuntamientos, contra "la coalición de enemigos de España" que a su entender constituye el nuevo Gobierno promovido por el PSOE junto a Unidas Podemos.

“El PP no va a llevar el Parlamento a la calle sino la calle al Parlamento”, ha dicho en declaraciones a La Sexta el dirigente Popular Javier Maroto. El dirigente del PP ha explicado que su actuación parlamentaria se basará en ser “el espejo” en el que se reflejen “las mentiras de Sánchez” y las “contradicciones” dentro del Gobierno, dado que, a su juicio, “dice una cosa y hace la contraria” o “se desdice”. En parecidos términos y en el mismo medio se ha pronunciado el portavoz adjunto de Cs, Edmundo Bal. “Nosotros no hacemos esas cosas en las calles”, ha sostenido Bal, quien ha recordado que la formación ‘naranja’ tampoco apoyó que se rodease el Congreso ni que se fletasen buses cuando el PSOE perdió el Gobierno autonómico en Andalucía.

Ha obviado, sin embargo, la concentración de la plaza de Colón en Madrid en la que sí participó su partido en febrero de 2019 para protestar contra el Gobierno de Pedro Sánchez y exigir la convocatoria de elecciones. “(El Gobierno) se ha formado de acuerdo con las normas y lo que haremos será realizar un trabajo duro, exigente y no permitiremos que se infrinjan las leyes, pero lo haremos dentro del respeto y del funcionamiento de la Cámara”, ha asegurado ahora el portavoz del partido naranja.

Bal se ha expresado así después de que el presidente de Vox, Santiago Abascal, difundiese a través de su cuenta de Twitter la convocatoria de este acto que organiza la plataforma ‘España Existe’ para el 12 de enero a las 12.00 horas, en el que se leerá un manifiesto que “una a todos los españoles, a toda la sociedad civil y a todos los partidos políticos leales a España”. Abascal confirmó que Vox estará en esas concentraciones “exigiendo un gobierno que respete la soberanía”.

La ofensiva de Vox en la calle es, mientras tanto, la prolongación de la que la extrema derecha ya ha protagonizado en el Congreso, durante el debate de investidura que ha tenido un tono especialmente bronco. El líder de Vox ha acusado al candidato socialista, Pedro Sánchez, de “copresidir” junto a los “comunistas” de Unidas Podemos, un Gobierno “ilegítimo” basado en el “fraude” y la “mentira” a los españoles y que cuenta además con el “beneplácito” de ETA.

También fue muy dura la intervención en el debate del líder del PP, Pablo Casado. Maroto ha minimizado esta cuestión alegando que no todos los días se tiene el mismo tono. En este sentido, ha indicado que el tono no es “tan importante” como las propuestas y ha recalcado que en esta legislatura su partido apostará por una manera de trabajar “propositiva” y “útil” para los españoles con el objetivo de que “conozcan la verdad de lo que el Gobierno va a hacer”.