Revelan fotografías de Jeffrey Epstein tras su muerte que aumentan las dudas sobre su suicidio

La cadena CBS ha hecho públicas unas fotografías realizadas justo tras la muerte el año pasado del multimillonario Jeffrey Epstein en su celda de una cárcel de Nueva York, donde se encontraba detenido a la espera de ser juzgado por tráfico sexual de menores.

En las imágenes se puede ver el cadáver de Epstein tumbado sobre una cama, bocarriba, y con un collarín.

En otra foto aparece el interior de la celda, con gran cantidad de sábanas naranjas tiradas, que supuestamente usó para suicidarse, así como un colchón y múltiples objetos en el suelo, todo ello en estado de bastante desorden.

Para el forense que ha contratado la familia del magnate, Michael Baden, las fotos son una prueba más de que de que en realidad Epstein no se suicidó, sino que fue estrangulado, según recogen este lunes medios locales.

"Las pruebas forenses publicadas hasta ahora, incluida la autopsia, apuntan mucho más a un posible asesinato por estrangulación que a un suicidio por ahorcamiento", señaló Baden.

Manifestó que las autoridades no siguieron el protocolo con el cadáver del magnate, que fue llevado a la sala de urgencias de la cárcel, lo que, a juicio de Baden, supuso una "disrupción en la escena".

Una de las fotos de la autopsia, añadió Baden, muestra roto por tres sitios diferentes el hueso hioides, en la base del cuello, lo que, en opinión del forense contratado por la familia,es "inaudito" en un suicidio por ahorcamiento.

"He visto más de mil ahorcamientos y suicidios en las cárceles de Nueva York en los últimos 40 o 50 años y ninguno de ellos tenía tres facturas", dijo Baden.

Las autoridades negaron estos planteamientos a los medios locales y aseguraron que se mantienen "firmes" en que Jeffrey Epstein se suicidó.

La cadena que publica las fotos ha indicado que también se halló una nota manuscrita en la que Epstein se quejaba del trato que recibía en prisión.

En la nota, de acuerdo con la CBS, se podía leer que un guardia le mantuvo encerrado en una cabina de ducha durante una hora, entre otras quejas.

"Noel (el guardia) me envió comida quemada. Hay bichos gigantes que se me suben por las manos. No es divertido", escribió Epstein.

Jeffrey Epstein estaba en el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan, en espera de enfrentarse a cargos por tráfico sexual, cuando fue encontrado muerto la mañana del 10 de agosto pasado.