La Unión Europea pide detener el ‘actual ciclo de violencia’ en Irak

Borrell y Shuang piden a EEUU, Irán e Irak mantener la calma ante la escalada de tensión y el uso de la fuerza en las relaciones internacionales

El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha pedido detener “el actual ciclo de violencia” en Irak “antes de que se salga de control”, tras el ataque estadounidense que mató al comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní (IRGC), el general Qasem Soleimaní.

“El actual ciclo de violencia en Irak se debe detener antes de que se salga de control. La UE pide a todos los actores involucrados y a aquellos socios que puedan tener una influencia ejercer la máxima moderación y mostrar responsabilidad en este momento crucial”, declaró el político español en un comunicado.

El jefe de la diplomacia comunitaria advirtió de que “otra crisis corre el riesgo de poner en peligro años de esfuerzos para estabilizar Irak” y añadió que “la actual escalada amenaza a toda la región” de Oriente Medio, “que ha sufrido muchísimo y cuya población merece vivir en paz”.

Borrell también consideró necesarios “más diálogo y esfuerzos para mejorar el entendimiento mutuo” con el objetivo de “ofrecer soluciones de largo plazo a la estabilización de Oriente Medio”.

Asimismo, recalcó que la Unión Europea se encuentra preparada para “contribuir a reducir las tensiones“.

China se une a la petición

China pidió a Estados Unidos y a Irán “moderación” y que “mantengan la calma” para evitar una escalada de las tensiones tras el asesinato en Bagdad del general iraní Qasem Soleimaní de la Guardia Revolucionaria a manos de Washington.

China se opone al uso de la fuerza en las relaciones internacionales. La soberanía, independencia e integridad territorial de Irán debe ser respetada”, expresó el portavoz del Ministerio de Asunto de Exteriores Geng Shuang en rueda de prensa.

Según el portavoz, es necesario mantener “la paz y la estabilidad en Oriente Medio“, para lo cual “las partes implicadas deben mantener la calma, especialmente Estados Unidos, y evitar una mayor escalada de las tensiones”.

Asimismo, la prensa china destacó hoy que el asesinato va a causar “enfado y hostilidad en lugar de miedo” contra Estados Unidos, y que Washington “desestima las consecuencias de esta acción”, según un editorial del rotativo Global Times.

“Es justo decir que la política de Estados Unidos en Oriente Medio es fallida. Washington no tiene mucho interés en trabajar en una solución a los problemas a largo plazo en la región”, afirma el editorial, que asegura que “el uso de la fuerza no va a cambiar los sentimentos” de los iraníes.