ERC se reafirma en la abstención a la investidura pero Rufián avisa: 'Si no hay mesa no hay legislatura'

ERC no tiene previsto moverse de la abstención a la investidura de Pedro Sánchez pese al terremoto político generado este viernes cuando la Junta Electoral Central optó por cesar al president de la Generalitat, Quim Torra. La Ejecutiva republicana se ha reunido este sábado en Barcelona para "valorar las consecuencias" de la decisión del organismo electoral, y ha decidido no cambiar su posición y continuar facilitando la formación del Gobierno. En el curso del debate su portavoz, Gabriel Rufián, ha avisado no obstante: "Si no hay mesa (de negociación), no hay legislatura".

"Persistimos en la apuesta por la vía de la negociación contra las cloacas del Estado", ha aseverado el coordinador nacional de los republicanos, Pere Aragonès, en la rueda de prensa que ha dado al término de la reunión de la dirección del partido, que se ha prolongado más de dos horas.

La dirección del partido ha decidido además registrar una propuesta de resolución en el Parlament, en la que denunciarán la actuación de la Junta Electoral. El objetivo es que la iniciativa pueda ser apoyada por los 'comuns' y también por el PSC en el pleno que este sábado por la tarde se celebrará en el Parlament y en el que el president de la Generalitat tiene previsto comparecer tras la decisión tomada el sábado por el organismo electoral con la que acordaba su destitución.

De hecho, Aragonès ha llamado a articular una respuesta "amplia" del Parlament para apoyar a Torra contra la decisión de la JEC. El coordinador de Esquerra está convencido de que el PSC y los comuns defienden las instituciones catalanas, el autogobierno de Cataluña y la democracia, y que esto "hará que hoy se posicionen claramente en contra de esta injerencia de la JEC".

"Hoy el Parlament tiene la oportunidad de blindar la institución del presidente de la Generalitat de estos ataques de las cloacas del Estado", ha dicho y ha añadido que ERC está hablando con el resto de grupos para presentar una propuesta de resolución sobre esto. Aragonès ha insistido en que el presidente de la Generalitat lo elige el Parlament, no los tribunales ni la JEC, de manera que trabajan con "el escenario de que esta inhabilitación no se acabará produciendo".

Antes del pronunciamiento de la ejecutiva de ERC, su exdiputado en el Congreso Joan Tardà afirmó anoche en un tuit que la orden de la Junta Electoral Central (JEC) para inhabilitar al presidente de la Generalitat, Quim Torra, no conseguirá "reventar" la investidura".

Este sábado, durante su intervención en el debate de investidura, Gabriel Rufián ha leído unas palabras de Oriol Junqueras: "Somos republicanos, independentistas y catalanes pero sobre todo somos demócratas y como tal nunca favoreceremos un gobierno de la extrema derecha. Siempre se tiene que estar dispuesto a dialogar con todos y de todo independientemente de que estemos en prisión. No hacerlo sería traicionarnos a nosotros mismos. No le pedimos a nadie que deje de defender lo que defiende, que nadie nos lo pida a nosotros. Dialoguemos".

A su recordatorio de que sin mesa de diálogo no habrá apoyo de ERC, ha contestado Sánchez que cumplirá con el compromiso adquirido: "La comisión se va a crear, no vamos a tener por esta parte ese problema". Además, en su segunda respuesta al portavoz de Esquerra, Sánchez ha insistido en que hay que "trascender los bloques" y del mismo modo que Rufián no le puede imponer el sentimiento independentista él tampoco el de ser español pero cree que entre ambos pueden lograr un "cambio de percepciones" y a eso están llamados. "Por nosotros no será", ha asegurado.

Tras escuchar reproches duros del portavoz de ERC, que incluso ha hablado de los "bandazos" del líder socialista sobre Cataluña, Pedro Sánchez ha respondido a alguna de esas acusaciones. Ha subrayado, por ejemplo, que él siempre ha hablado de "conflicto político" al mismo tiempo que definía la situación como "crisis de convivencia", y no cree que ambos conceptos sean incompatibles. Y también ha considerado, en línea con lo que le ha dicho previamente a la portavoz de JxCat, Laura Borrás, que "todos" tienen que hacer "propósito de enmienda" en los casos en los que las emociones sustituyeron a las razones o no se respetaban los argumentos del contrario, y ha insistido en la necesidad de encontrar el "equilibrio" y puntos de encuentro.

Ha reconocido, además, que el "diagnóstico" es distinto, pero ha insistido en su "voluntad firme y honesta" de abordar esta crisis. "Le puedo garantizar que no sólo el PSOE, una amplia mayoría de españoles quiere de una vez por todas resolver este contencioso territorial, que así sea, y si no es esta legislatura que al menos lo dejemos encauzado", ha añadido.

El Parlament, en paralelo al Congreso pero sin interferencias

No parece que ni siquiera lo sucedido en el pleno del Parlament para condenar la inhabilitación de Quim Torra por la Junta Electoral Central vaya a torcer los planes de ERC de apoyar la investidura de Sánchez mediante la abstención. Es lo que ha dicho la portavoz del partido Marta Vilalta, tras lamentar que el PSC no ha superado "la prueba del algodón de la democracia y de la defensa de derechos" en el pleno de respuesta a la JEC.

Los socialistas han presentado una propuesta de resolución que pide constatar que la inhabilitación de Torra aún no es firme, y Vilalta ha explicado que la votarán en contra, no porque no estén de acuerdo, sino porque "queda lejos" del rechazo a la decisión y a lo que ERC considera que supone un intento de ganar a través de la JEC lo que Cs y PP -que presentaron el recurso- no pudieron ganar en las urnas. La portavoz ha añadido que, pese a la oportunidad que creen que el PSC ha perdido en el pleno, los republicanos consideran que hay apostar por la oportunidad que a su juicio genera la futura mesa de diálogo entre gobiernos incluida en el acuerdo de investidura entre socialistas y republicanos.

Con todo, ha explicado que rechazarán un punto de otra propuesta de resolución presentada por los comuns que pide desbloquear el conflicto catalán con un gobierno progresista en el Estado: ERC considera que formar ese futuro ejecutivo "por sí solo no blinda de facto la resolución al conflicto", y cree que debe ir acompañado de instrumentos y voluntad política.

Los republicanos sí votarán a favor de la propuesta de resolución que han presentado conjuntamente con JxCat y la CUP que rechaza la decisión de la JEC y ratifica a Torra como presidente, y ha destacado la importancia de la unidad del independentismo frente a la "represión" del Estado, aunque ha subrayado que el gran acuerdo con el que quieren conseguir la república catalana debe interpelar a actores más allá del independentismo.