El Camp Nou se llena de pancartas de 'Spain, sit and talk' entre gritos de libertad e independencia

La grada del Camp Nou se ha teñido del color azul eléctrico de las pancartas repartidas por la plataforma 'Tsunami Democràtic' en el exterior del feudo blaugrana, con el lema 'Spain, sit and talk' ('España, siéntate y habla'), entre gritos a favor de la independencia de Cataluña y de libertad para los políticos presos.

Justo antes del inicio del Clásico entre FC Barcelona y Real Madrid, después de que sonara el himno del club blaugrana con un mosaico en la grada que mostraba los colores de la entidad y de la 'senyera', la grada se llenó de las pancartas del 'Tsunami'.

Dos lonas grandes de color amarillo mostraban las proclamas de 'Spain, Sit and Talk' y 'Freedom', en ingles, mientras los cuatros sectores del Camp Nou se llenaban de las pequeñas pancartas azules pese a que algunas de ellos fueron requisidas en los accesos al estadio.

Buena parte de la afición acompañó la acción con gritos de "independencia" y de "libertad, presos políticos". Sin lanzamiento de objetos al campo y con las pancartas ya retiradas, se dio inicio con normalidad al partido, correspondiente a la jornada 10 de LaLiga Santander.

Posteriormente, en el minuto 55, varias decenas de balones amarillos fueron lanzados desde las gradas y llegaron al terreno de juego, siendo retiradas de inmediato para poder proseguir con el partido.

Varios de esos balones, más duros que un típico balón hinchable de playa, y todos amarillos, sí llegaron al terreno de juego, siendo retirados de inmediato por la seguridad privada del club. En televisión está imagen no fue emitida; la realización optó por un plano aéreo.

Que la acción tuviera lugar mientras se producía un cambio hizo que el duelo no se viera detenido demasiado tiempo, ya que los operarios actuaron raudos y apenas hubo que esperar unos segundos para que el Clásico siguiera adelante.