La alcaldesa de Vilobí d’Onyar pide no hacer “espectáculo” del infanticidio

La alcaldesa ha hecho un llamamiento a afrontar "con serenidad" y desde la unión esta tragedia

La alcaldesa de Vilobí d’Onyar (Girona), Cristina Mundet, ha pedido este sábado no hacer un “espectáculo” de la muerte de dos niñas de 5 y 6 años presuntamente a manos de su madre, que luego se arrojó contra un camión en la AP-7 y acabó falleciendo.

El supuesto infanticidio ha conmocionado a esta pequeña población de Girona, que tiene unos 3.000 habitantes, y esta mañana a las 11 horas más de un centenar de vecinos se han concentrado ante el Ayuntamiento de Vilobí para guardar un minuto de silencio en memoria de los fallecidos.

Tanto en una breve intervención ante los vecinos concentrados como luego ante los medios, la alcaldesa ha hecho un llamamiento a afrontar “con serenidad” y desde la unión esta tragedia, y a no hacer del suceso un “espectáculo” pese al interés mediático que ha despertado.

Mundet ha explicado que el ayuntamiento ha puesto a disposición de los vecinos que lo necesiten un servicio de atención psicológica, y ha añadido que el suceso ha provocado un “impacto brutal” en la población, y que lo más difícil de gestionar será el impacto de lo sucedido entre los niños, porque “todo el mundo se conoce” en este pueblo, ha recordado.

La alcaldesa ha confirmado que las niñas no estaban escolarizadas, sino que al parecer su madre las educaba en casa, y ha dicho que tampoco tenía constancia de que la familia hubiera pedido ayudas sociales o de que la madre tuviera problemas psiquiátricos.

Mundet también ha comentado, a preguntas de los periodistas, que la familia vivía en Vilobí desde hace cinco años y que no tenían parientes en el municipio.

Según fuentes de la investigación, los Mossos d’Esquadra trabajan con la principal hipótesis de que la mujer mató a sus dos hijas y posteriormente se suicidó.

RELACIONADO