Los nacionalistas arrasan en Escocia y claman por un nuevo referéndum de independencia

El Partido Nacionalista Escocés se ha hecho con 48 de los 59 escaños destinados a Escocia en el Parlamento británico

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha afirmado que los resultados de las elecciones generales, que el Partido Nacionalista Escocés (SNP) ha ganado en esta región, “mandan un mensaje claro” para que se celebre un segundo referéndum de independencia del Reino Unido.

Tras lograr 48 de los 59 escaños escoceses en una noche en que los conservadores del primer ministro, Boris Johnson, consiguieron mayoría absoluta, Sturgeon declaró que estos resultados mandan “un claro respaldo” a que Escocia debería decidir sobre su “futuro y no dejar que lo decidan por nosotros”.

“Los resultados en el resto del Reino Unido son sombríos, yo no quiero un gobierno de mayoría conservadora, pero el hecho de que vaya a ser así subraya la importancia de que Escocia tenga la opción de elegir algo diferente“, afirmó a la cadena BBC.

Agregó que reconoce que no toda persona que ha votado por el SNP respaldaría necesariamente la independencia, pero el haber elegido a su partido hace que la demanda de un segundo plebiscito reciba “un renovado, nuevo y reforzado mandato”.

El SNP ha ganado trece diputados y se ha hecho con escaños hasta ahora defendidos por conservadores y laboristas e incluso ha arrebatado el asiento a la líder de los Liberales Demócratas, Jo Swinson.

Sturgeon ya ha dicho que tras los comicios enviará una carta al próximo primer ministro para solicitar formalmente la convocatoria de un plebiscito, después de que en 2014 el 55% rechazase la separación.

Los ‘tories’ fueron la segunda formación en Escocia con 6 escaños (7 menos), seguidos de los Liberales Demócratas que mantuvieron sus 4 diputados y el Partido Laborista que solo logró uno de los siete que ostentaba.

El ‘portazo’ de Johnson

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, reiteró este viernes su oposición a un segundo referéndum sobre la independencia de Escocia, en una conversación telefónica con Sturgeon.

Un portavoz de Downing Street, el despacho oficial de Johnson, informó de que el jefe de Gobierno ha trasladado a Sturgeon su “compromiso inquebrantable con el fortalecimiento de la unión”.

Johnson “dejó claro que mantiene su oposición a un segundo referéndum en Escocia y está del lado de la mayoría de escoceses, que no quieren que regrese la división y la incertidumbre”, señaló el portavoz de Downing Street.

El primer ministro, que ha obtenido una mayoría absoluta en las urnas, cree que “el resultado del referéndum de 2014 fue decisivo y debe ser respetado”, agregó esa fuente.