El temporal deja vientos de hasta 147 km/h y olas de más de 14 metros

La borrasca que azota al norte de España y mantiene en alerta a 14 comunidades, tras provocar numerosos incidentes, desbordamientos de ríos y cortes de carreteras en Navarra, País Vasco, Cataluña, Aragón y Zamora, dará una tregua el sábado, antes de dar paso el domingo a otro frente de fuertes lluvias.

Las intensas precipitaciones que han caído sobre Navarra en las últimas horas han provocado la actuación de los bomberos y un helicóptero para rescatar a dos personas en un primer piso de un inmueble en la localidad navarra de Lumbier que no podían salir por la crecida de los ríos.

Los ríos se han desbordado en diversos puntos de la comunidad de Navarra -la crecida del río Arga ha causado cortes de tráfico- y de forma más significativa en la comarca de la capital, donde también ha tenido que ser evacuada una mujer de su domicilio y tres personas, de sus vehículos.

También ha habido múltiples problemas de tráfico en el País Vasco, donde el temporal de viento y olas ha causado centenares de incidencias, daños en fachadas y mobiliario urbano y nueve personas han sido atendidas por caídas y golpes. Según han informado los servicios sanitarios vascos (Osakidetza), un ciclista y varios viandantes se han caído por el viento y tres trabajadores de Euskotren fueron golpeados por una valla que trataban de retirar en las vías en el barrio donostiarra de Loiola.

El Ayuntamiento de San Sebastián ha abierto un centenar de incidencias causadas por el fuerte viento, que ha provocado cortes en varias carreteras de la red secundaria de la comunidad debido a árboles caídos y algunos desprendimientos en edificios y mobiliario urbano.

Asimismo, han sido 24 horas de gran actividad para los bomberos catalanes, que han recibido 811 avisos por incidencias desde que comenzara el episodio de viento el jueves por la tarde, la mayoría por caídas de árboles o elementos inestables en fachadas y la vía pública.

El Sistema de Emergencias Médicas (SEM), por su parte, ha atendido a 14 personas por incidencias relacionadas con el viento, nueve de las cuales han debido ser trasladadas a un centro sanitario, aunque todas ellas de carácter leve.

El temporal ha amainado en las últimas horas -se ha desactivado la alerta- tras afectar principalmente al Vallés Occidental y al campo de Tarragona, y alcanzar rachas de viento de 147,6 kilómetros por hora (km/h) en Puig Sesolles (Barcelona) y los 119,5 km/h en Mas de Barberans (Tarragona).

Un viento que en Zamora ha derribado el árbol de luces de Navidad de ocho metros de altura instalado en la plaza Mayor de Puebla de Sanabria, sin causar ningún daño personal. En esta provincia también ha habido cortes de carretera por la caída de árboles sobre la calzada, mientras que en Huesca ha sido la nieve la que ha obligado al cierre de cuatro vías, dos de ellas en la frontera con Francia: la N-330a en Candanchú y la A-136 en El Portalet, y a circular con cadenas en algunos tramos.

El fuerte viento ha originado también olas de hasta 14,45 metros en la boya meteorológica Augusto González Linares, que se encuentra a 22 millas al norte de Cabo Mayor (Santander).

La racha máxima de viento en Cantabria se ha registrado en Castro Urdiales, con 102 km/h, y después de este valor está el de Santander, con 99 km/h.

Según las previsiones, el fuerte viento y los fenómenos costeros que han dejado este viernes en alerta a buena parte del país, mejoran el sábado, pero el domingo vuelve a entrar un frente atlántico que, aunque no conlleva vientos intensos, sí traerá otra vez precipitaciones. Este nuevo frente afectará al tercio occidental de la Península con lluvias y chubascos que serán intensos y persistentes en Galicia y áreas montañosas del noroeste peninsular, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Este viernes, la Aemet ha activado la alerta roja (riesgo extremo) en el País Vasco y Cantabria debido a las fuertes olas, así como la naranja (riesgo importante) por viento en Euskadi, Galicia, Asturias, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, sierra de Madrid, Navarra y Almería y Granada (Andalucía).

Además, ha habido alerta amarilla también por fuertes vientos en Jaén y Málaga, ambas Castillas, Murcia, La Rioja y archipiélago balear.