Cerca de 20.000 jóvenes celebran un año más en Salamanca su tradicional Fin de Año Universitario

Los jóvenes se han concentrado en el ágora para despedir el año en el último jueves con actividad académica

La Plaza Mayor de Salamanca ha vuelto a ser testigo de la llegada prematura del nuevo año con la ya tradicional celebración del Fin de Año Universitario, en la que no han faltado las campanadas con la participación de unas 20.000 personas.

Una edición más, desde que hace más de dos décadas un grupo de universitarios empezase con esta llamativa celebración, los jóvenes se han concentrado en el ágora para despedir el año en el último jueves con actividad académica del calendario que termina.

El mal tiempo que se preveía, y que a primera hora de la tarde hacía presagiar una fiesta pasada por agua, se ahuyentó y de nuevo miles de jóvenes llegados a Salamanca desde diversas ciudades españolas y portuguesas celebraron esta fiesta que ya se ha convertido en una tradición.

También es habitual hacerlo con la ingesta de una golosina por campanada, hasta completar las doce que suenan al llegar la medianoche, y así ha sido en una fiesta que, después de ser espontánea, pasó a organizarse por una empresa y que actualmente está a cargo de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca.

De esta forma, los universitarios y visitantes, procedentes de numerosos puntos de España y de otros países, han celebrado por anticipado la llegada del año nuevo, antes de regresar a sus casas para celebrar, ya en familia, las fiestas navideñas.

La actividad en Plaza Mayor ha comenzado pasadas las 19.00 horas con una exhibición de Kick Boxing organizada por la Escuela de Kick Boxing Élite y la Fundación Manuel García Ramiro, entidades que han acercado el deporte y una alternativa de ocio saludable al escenario de Fin de Año Universitario.

Posteriormente, a las 20.00 horas, ha comenzado la música con las actuaciones de 'dj' Quike AV, Yasiris y Robert Morr, DJ Alexander Som y 'Dj Badoo', para dar paso a Luc Loren hasta las campanadas en un evento presentado por Alberto Pérez y Rocío Fireball.

Tras las campanadas daba comienzo un 'año nuevo' al que el grupo Despistaos, que convirtió al ágora salmantina en una auténtica pista de baile en la que los jóvenes aguantaron más de media hora hasta encaminarse hacia la treintena de bares con precios especiales para los asistentes al Fin de Año Universitario.