Los británicos votan para decidir el futuro del Reino Unido sin que Johnson tenga asegurada la mayoría

Los conservadores del primer ministro británico, Boris Johson, han logrado la mayoría absoluta en las elecciones generales celebradas este jueves en el Reino Unido al obtener 368 escaños, según un sondeo a pie de urna de las cadenas BBC, ITV y Sky. Los británicos decidieron este jueves el futuro del Reino Unido en unas elecciones generales anticipadas que han estado precedidas de una campaña tensa dominada por el Brexit y la confrontación ideológica entre conservadores y laboristas.

Desde su apertura a las 7 GMT se han visto largas filas de votantes en los colegios electorales, lo que podría indicar una alta participación en las terceras elecciones en cinco años (2015 y 2017) en el Reino Unido y las primeras en un mes de diciembre desde 1923.

El último sondeo publicado augura una victoria de los “tories” de Johnson, que heredó un Gobierno en minoría y ahora aspira a obtener una mayoría absoluta para concretar sin oposición sus planes de sacar al país de la Unión Europea (UE) el 31 de enero. La encuesta, hecha por Ipsos MORI a 2.200 adultos entre el 8 y el 11 de diciembre, da a los conservadores un 44 % del voto, frente al 33 % de los laboristas de Jeremy Corbyn, pero alerta de que un cuarto del electorado aseguraba estar aún indeciso.

El Partido Liberal Demócrata, el único de los nacionales que propone revocar el Brexit, suma un 12%, mientras que el Partido Verde gana un 3 % y un 2 % el Partido del Brexit, cuyo apoyo se ha trasladado a los “tories”.

Se prevé que el independentista Partido Nacionalista Escocés (SNP) obtenga la mayoría de los 59 escaños que tiene Escocia en la Cámara de los Comunes, lo que lo consolidaría como la tercera fuerza parlamentaria y pieza clave en las votaciones.

El Partido Democrático Unionista (DUP) norirlandés, que apuntaló el Ejecutivo de May, tratará a su vez de ganar el máximo de los 18 escaños que se adjudican a Irlanda del Norte, mientras que Gales tiene 40.

En el sistema británico, uninominal mayoritario, consigue un escaño el candidato de cualquier partido más votado en cada una de las 650 circunscripciones electorales en liza -lo que conlleva que destacados políticos puedan perder el suyo-.

Al cierre de los colegios, a las 11 de la noche hora española se conocerán los datos de la encuesta oficial a pie de urna, que dará una idea del reparto de votos, mientras que el resultado de las elecciones se perfilará alrededor de las 6 GMT (siete de la mañana hora española ) del viernes.

Si Johnson gana -tal como predicen las encuestas- pero sin mayoría absoluta, tendría la opción de formar un Ejecutivo de coalición con otro partido, gobernar en minoría o negociar un pacto de apoyos puntuales con otra formación, como hizo May con el DUP. Si esto fallara, lo habitual sería que dimitiera y que el líder del mayor partido de la oposición, actualmente Corbyn, tuviera la ocasión de formar Gobierno. Si esto tampoco resultara, se convocarían nuevas elecciones.

Los comicios de este jueves se producen tras una campaña electoral muy tensa en la que los líderes de los dos principales partidos han tratado de arrancar hasta el último voto para culminar sus respectivas propuestas, opuestas ideológicamente.

Para el dirigente conservador, el primer objetivo es ejecutar la salida de la UE, de lo que depende su supervivencia, por lo que ha virado su formación a la derecha a fin de robar votos al Partido del Brexit.

En cuanto al izquierdista Corbyn, esta es quizás la última oportunidad de afianzar tanto dentro de su partido como en la sociedad británica su proyecto socialdemócrata, que incluye una radical transformación de la economía.

Estas elecciones, ensombrecidas por un atentado en Londres el 29 de noviembre, que dejó dos muertos más el terrorista, marcan el fin de un año político convulso para el Reino Unido, que este jueves decide con sus votos cómo empezar 2020.

RELACIONADO