El segundo recurso de Junqueras también fractura al Constitucional que lo aparca hasta 2020

El pleno del Tribunal Constitucional ha aparcado hasta el año que viene el debate sobre el recurso de amparo que presentó Oriol Junqueras contra la negativa del juez Pablo Llarena de permitirle acudir a la sesión constitutiva del Parlament en enero de 2018 tras ser elegido diputado. Aunque este asunto se había incluido en el orden del día del último pleno del año, que ha comenzado este martes y se extenderá dos semanas, fuentes jurídicas han indicado que los magistrados han acordado dejarlo para inicios de 2020.

Oficialmente, se atribuye el aplazamiento a una cuestión de organización interna del tribunal, que tiene sobre la mesa otros recursos similares. Pero lo cierto es que este recurso fue objeto de discrepancias en el pleno de hace dos semanas, en la misma sesión en la que se rompió la unanimidad que había imperado en el tribunal a la hora de abordar el fondo de los asuntos relativos a la causa del “procés”.

El Constitucional rechazó entonces por nueve votos a tres un recurso del líder de ERC contra su prisión preventiva -situación en la que estuvo dos años- y frenó la propuesta del magistrado Juan Antonio Xiol de amparar a Junqueras en este segundo recurso. De hecho, la mayoría de jueces solicitó a este magistrado, ponente de la sentencia, redactar un nuevo borrador acorde con el sentir predominante de denegar el amparo. En su primer borrador, Xiol se mostraba partidario de estimar el recurso de Junqueras al considerar que debía haber prevalecido el derecho a la participación política, recogido en el artículo 23 de la Constitución española. A su juicio, para limitar este derecho, como hizo el magistrado que instruyó la causa del procés, el juez Llarena, y que fue avalado por la Sala de lo Penal, debería haberse aportado una mayor justificación. Al parecer, la nueva propuesta de Xiol no ha llegado siquiera a discutirse en el primer día de pleno.

Xiol es uno de los tres magistrados, de corte progresista, que discreparon con la mayoría en el anterior recurso de Junqueras -que fue condenado a 13 años de cárcel por el “procés”- y anunciaron su intención de emitir un voto particular, que está pendiente de hacerse público. Antes del verano ya hubo un en episodio de divergencias entre estos tres magistrados y el resto del tribunal, aunque en un caso menor, cuando criticaron a sus compañeros por no admitir a trámite un recurso de Jordi Sànchez contra una sanción penitenciaria.