Casado advierte de que si Sánchez fracasa otra vez “debe dejar paso”

El líder del PP, Pablo Casado, ha advertido de que, si el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, fracasa en una nueva investidura, "debe dejar paso", porque no puede "sacar más conejos de la chistera" después de su negociación con ERC. "Esta es su última oportunidad, pase lo que pase". En una rueda de prensa en el Congreso tras acudir a la ronda de consultas con el Rey, ha opinado que Sánchez es el "bloqueo personificado" y el PP no va a facilitar de ninguna manera su investidura.

Por eso, el PP no va a facilitar de ninguna manera su investidura, y su posición sigue siendo que “votarán negativamente”, tal y como le ha transmitido al monarca.

Para Casado, Sánchez ya ha “cruzado el Rubicón” y no tiene marcha atrás, tras llevar un mes justificando su acuerdo para gobernar con Unidas Podemos con al apoyo de ERC, por lo que solo le queda retirarse si fracasa.

Además, no puede pedir el apoyo del PP para “volar por los aires del orden constitucional” con la “amenaza” de que, si no, serán responsables del bloqueo, según Casado.

Pase lo que pase a partir de hoy, tras las consultas del Rey para proponer un candidato a la investidura, será una “responsabilidad exclusiva” de Sánchez, ha insistido Casado, incluso si esto supone ir a unas terceras elecciones.

Ha denunciado la “falta de respeto” del candidato socialista por no haberle llamado siquiera desde las elecciones del 10-N y también por haber dado “portazo” a sus sucesivas propuestas de pactos en los asuntos de Estado. “Puedo admitir portazos pero no puedo dejar los dedos para que me pillen con la puerta otra vez”, ha expresado Casado para dejar claro que no va a cambiar su postura de no apoyar la investidura de Sánchez, y tampoco ha dejado entrever que pueda replantearse su posición aunque los socialistas cambien el candidato.

espera poder comprobar “si en el PSOE hay vida más allá de Sánchez”, para lo que ha instado a los barones socialistas a “retratarse” en las mociones que el PP presentará en los distintos Parlamentos regionales y municipios en contra de la calificación de “conflicto político” en relación con Cataluña.

Aparte de justificar su negativa a la investidura de Sánchez, Casado ha apuntado que existen otras opciones a un apoyo del PP y también al Gobierno de coalición con Unidas Podemos con los votos de ERC.

Y entre esas alternativas están que otros partidos, como Ciudadanos, “asuman su responsabilidad” y faciliten una investidura “instrumental” de un Gobierno de Sánchez, al que después Casado propone pactos de Estado para garantizarle la estabilidad sin tener que contar con Podemos o los nacionalistas.

El presidente de los populares ha considerado que su partido siempre ha sido “generoso y coherente” y ha intentado dar estabilidad y confianza aunque siempre ha recibido “un portazo por respuesta” del PSOE ante su “mano tendida”.

Así, ha asegurado que mantendrán su postura como única “alternativa” a un Gobierno socialista porque esta “no puede quedar” en las manos de Podemos o de Vox, que serían los partidos que quedarían al margen si el PP apoyase la investidura de Sánchez.