Puigdemont, increpado en un hotel en Bruselas al grito de ‘a prisión’, ‘charnego’ y ‘delincuente’

El expresidente catalán huido de la Justicia, Carles Puigdemont, fue increpado el lunes en Bruselas al término de una reunión en un hotel de la capital belga. Al grito de “Puigdemont , a prisión”, un grupo de personas profirieron insultos en catalán y español al líder independentista y a miembros de JuntsxCat que habían asistido a la reunión de los grupos parlamentarios.

A la salida del encuentro, Puigdemont fue abordado por varias personas bajo la excusa de fotografiarse con él.

En el vídeo que ha circulado en las redes sociales, se ve cómo el expresidente catalán les pregunta “de dónde sois”, a lo que los individuos responden con un “venga hacia la prisión”. “Vergüenza, vuelva a España que en la cárcel falta gente”, continúan, antes de empezar a abuchearle entre insultos como “delincuente”, “racista”, “cobarde” y “charnego” o expresiones como “hijos de andaluces” o “a cagar”.

El líder independentista opta entonces por ignorar a los increpadores, mientras que una de las personas que le acompañaba se limita a desear “feliz Navidad” a estas personas.