Al menos 43 muertos en el incendio de una fábrica de bolsos en Nueva Delhi

La mayoría de los fallecidos son trabajadores que se encontraban durmiendo en el interior del edificio

Un cortocircuito, según las autoridades, desencadenó en la madrugada de este domingo un potente incendio en una fábrica de Nueva Delhi que causó la muerte de 43 personas y dejó 16 heridos, en su mayoría trabajadores, que se encontraban durmiendo en el interior del edificio.

“Han muerto 43 personas por el fuego y rescatamos del edificio a 62 personas”, de las que 16 resultaron heridas, la mayoría por inhalar el humo, puntualizó e Efe el portavoz del servicio de bomberos de la capital india, Atul Garg, quien en una estimación anterior elevó la cifra de heridos a 64.

“El servicio de bomberos recibió una llamada sobre las 5.20 horas de la mañana (23:50 GMT del 7 de diciembre) que alertaba de un incendio en la zona de Anaj Mandi y enviamos allí los primeros camiones de bomberos, aunque finalmente se necesitaron 30” para apagar un incendio completamente extinto ya, relató el portavoz.

Garg comentó que “muchos murieron por respirar el humo porque muchos de ellos no se dieron cuenta del incendio porque estaban durmiendo” y agregó que “en India es común que algunos trabajadores duerman en los lugares en donde trabajan” para ahorrar gastos de alojamiento, por lo que presumió que la mayoría de las víctimas son empleados de la fábrica.

Posible cortocircuito

El ministro de Aviación Civil de la India, Hardeep Singh Puri, que visitó el lugar de los hechos al igual que otras autoridades, apuntó a que “la causa inmediata” del incendio fue un “cortocircuito“, aunque insistió en unas declaraciones recogidas por la agencia local ANI en que, aún hay que “esperar a que se completen las investigaciones para conocer la causa de raíz”.

A ese respecto, el portavoz de los bomberos no quiso asegurar a Efe ninguna causa hasta que se investigue totalmente lo ocurrido, aunque subrayó que “muchas fábricas como esta están en edificios viejos sin elementos de seguridad contra incendios y con instalaciones eléctricas obsoletas”.

El jefe del Gobierno de Delhi, Arvind Kejriwal, que se presentó en el lugar de los hechos tras visitar a algunos de los heridos en los hospitales anunció ante los medios compensaciones para las víctimas y sus familiares y aseguró que el Ejecutivo se hará cargo del coste de los tratamientos médicos.

“Se otorgará una compensación de un millón de rupias (12.680 euros) a las familias de aquellos que han muerto y 100.000 rupias (1.270 euros) a cada uno de los heridos. El coste del tratamiento médico de los heridos será cubierto por el Gobierno”, dijo Kejriwal en unas declaraciones emitidas por la cadena local NDTV.

En cambio, la Oficina del Primer Ministro, Narendra Modi, anunció a través de Twitter que dará una ayuda “ex gratia” de 200.000 rupias para los familiares de los fallecidos y 50.000 rupias para los heridos más graves.

En su propia cuenta, Modi lamentó la tragedia: “El incendio en Anaj Mandi, en Delhi, es extremadamente horrible. Mis pensamientos están con aquellos que perdieron a sus seres queridos. Deseo a los heridos una pronta recuperación. Las autoridades están brindando toda la asistencia posible en el lugar de la tragedia”, escribió.

En el mismo medio el presidente de la India, Ram Nath Kovind, tuiteó: “Extremadamente triste al escuchar las trágicas noticias sobre el incendio en Anaj Mandi. Mis pensamientos y oraciones están con las familias afectadas. Deseo una pronta recuperación a los heridos. Las autoridades locales están haciendo todo lo posible para rescatar a las personas y brindar ayuda”.

En un comunicado, la líder del opositor Partido del Congreso -de la histórica dinastía Nehru-Gandhi-, Sonia Gandhi, expresó su “profunda conmoción y consternación por el horrible accidente y la pérdida de vidas inocentes” y envió sus condolencias a las familias de los afectados.