Muere una víctima de violación tras ser quemada viva cuando iba a declarar

La joven fue violada "a punta de pistola" y en el tren cuando se dirigía al tribunal fue rociada con queroseno y prendida fuego

Una joven india de 23 años ha muerto en un hospital de Nueva Delhi, la capital del país, después de que un grupo de cinco hombres le prendiera fuego en un tren en la madrugada del pasado jueves cuando iba a comparecer ante un tribunal en el Estado de Uttar Pradesh —en el norte de India— para declarar sobre la violación que sufrió en diciembre del año pasado, según la policía. Entre sus asesinos se encontraba el presunto violador, según el relato del doctor Shalabh Kumar, jefe de la unidad de quemados en el hospital de Safdarjung de Nueva Delhi, que atendió a la víctima.

El ataque ocurrió en la estación de tren de Unnao, una ciudad de unos 180.000 habitantes capital del distrito homónimo donde vivía en una aldea la víctima. Esta se dirigía a la ciudad de Raebareli para declarar ante un tribunal. La mujer fue trasladada vía aérea al hospital de la capital con quemaduras en el 95% de su cuerpo. Los agresores la rociaron con queroseno y le prendieron fuego. La joven acabó sufriendo un ataque al corazón, según ha explicado el doctor Shalabh Kumar, que ha detallado que los gases tóxicos y calientes de las quemaduras habían llenado sus pulmones.

La mujer había denunciado el pasado mes de marzo que fue violada “a punta de pistola” el 12 de diciembre de 2018. El violador fue liberado la pasada semana tras pagar una fianza, según explicaron fuentes policiales. La víctima llegó declarar en el hospital que fue golpeada, apuñalada y quemada por cinco hombres, e identificó a su asaltante. Tras el ataque, la mujer consiguió caminar un kilómetro antes de llamar ella misma a la policía, según el canal de noticias Aaj Taj TV.