El Comisario europeo de Medio Ambiente cree que los océanos son parte de la solución ante cambio climático

Virginijus Sinkevicius pide a los jóvenes que sigan presionando para obligar a la UE a actuar "más rápido" frente a la crisis climática

El comisario europeo de Medio Ambiente, Virginijus Sinkevicius, subrayó este sábado que los océanos son “parte de la solución” contra el calentamiento global y pidió a los jóvenes que sigan presionando para obligar a la UE a actuar “más rápido” frente a la crisis climática.

Los océanos están “en el corazón de la emergencia climática” y son “las primeras víctimas”, dijo Sinkevicius durante un panel celebrado en el marco de la Cumbre del Clima (COP25) de Madrid.

Pero “lo que nos hace tener esperanza es que los océanos también son parte, una gran parte, de la solución”, agregó el lituano, que dirige la cartera de Medio Ambiente y Océanos desde el pasado 1 de diciembre dentro de la nueva Comisión Europea (CE).

Además, recordó que el próximo miércoles la CE dará a conocer el llamado “Pacto Verde europeo”, que se espera ponga sobre la mesa cifras sobre los niveles de inversiones y dotación financiera que el Ejecutivo comunitario quiere destinar a la emergencia climática.

El primer objetivo será que todos los Estados miembros se comprometan a convertir a la UE en la primera región climáticamente neutra para 2050.

Sin embargo, todavía se oponen a ello países como Polonia, Hungría y la República Checa, que dependen en gran medida de los combustibles fósiles.

Sinkevicius admitió que la UE no tiene todavía “todas las respuestas y herramientas” para luchar contra el cambio climático, pero a continuación enfatizó: “la ciencia puso al hombre en la Luna, y la ciencia nos ayudará a mantener al hombre en una Tierra sana”.

A sus 29 años, Sinkevicius es el comisario más joven de la historia del Ejecutivo comunitario y animó a su generación, que se está manifestando en las calles ante la crisis climática, a “no renunciar nunca”.

“Dadnos un mandato adicional para actuar más rápido”, urgió a esos jóvenes y recordó que el miedo al futuro del planeta que mueve a muchos de ellos es un “impulso muy poderoso”.

Precisamente este sábado se ha presentado en la COP25 el informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en ingles) ‘La desoxigenación de los océanos: un problema de todos’.

Según ese informe, el inventario mundial de oxígeno del océano ha disminuido un 2 por ciento entre 1960 y 2010 y se prevé que para el año 2100 esa cantidad se reduzca entre un 3 y un 4 por ciento adicional a causa del calentamiento global, con efectos dramáticos sobre los hábitats y las economías costeras que dependen de ellos.