Nerea Gamonal, joven bióloga en Copenhague: “Hay que tomar acciones realistas e inmediatas sobre el clima”

Para entender lo que supone el desafío del cambio climático y sus posibles soluciones y/o consecuencias, es necesario que personas como Nerea se interesen e inviertan tiempo de su formación en el estudio del medio ambiente. Nerea Gamonal, cursa actualmente un máster en la Universidad de Copenhague en Dinamarca gracias a una de las becas para ampliar estudios de posgrado que concede anualmente la Fundación Mutua Madrileña, y desarrolla su labor de investigación en el campo de la ecología.

Este lunes comenzó la celebración de la Cumbre del Clima (COP25) en Madrid. Durante estos días, la cita reúne a 25.000 personas de 200 países. Entre otros temas se analizan el papel de las empresas, la energía y el clima, las finanzas sostenibles y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Con ocasión de esta cita, Nerea opina “que es positivo el hecho de que líderes de distintos países se junten para discutir los resultados del cambio climático que estamos sufriendo y que traten de buscar soluciones”. Sin embargo, añade: “la situación actual es muy precaria; a pesar de la celebración de estos eventos, los resultados han sido escasos e insuficientes”.

Esta afirmación de la joven investigadora coincide con la advertencia de los expertos sobre la urgencia de actuar por el Planeta. Por otro lado, la situación se está agudizando de tal manera hasta convertirse en irreversible, y “las acciones que se deben tomar han de ser realistas e inmediatas, y creo que todavía estamos lejos de eso”, señala la bióloga.

Nerea Gamonal considera que la cumbre es una buena forma de mostrar a la sociedad que nuestros representantes políticos se “preocupan” por el medio ambiente, pero, “la situación actual es muy precaria. A pesar de que estos eventos se han celebrado a lo largo de varios años, los resultados han sido escasos e ineficientes”.

“El desafío que tenemos por delante como sociedad es muy grande y, como llevamos oyendo desde hace ya varios años, está llegando a un punto de irreversibilidad”, añade.

La atracción de Nerea por el medioambiente surgió a raíz de su gusto por el campo. Durante su trayectoria académica, se dio cuenta de lo mucho que le gustaba pasar tiempo al aire libre y disfrutar de un entorno en el que se sentía realmente cómoda. En su paso por la universidad, colaboró con el departamento de entomología, lo que le permitió saber más y profundizar en el mundo de la investigación.

Para seguir ahondando en este mundo de la investigación, apostó por este máster que cursa actualmente y con el que pretende desarrollar su carrera académica en el extranjero, en una de las mejores universidades mejor valoradas en Europa en el ámbito de la Biología. Según Nerea, lo que más le atrajo de este plan de estudios, dejando aparte su prestigio, fue la flexibilidad según tus preferencias, es decir, “poder confeccionar este plan a tu medida y con total flexibilidad. En el máster se estudia desde evolución, hasta conservación o control de plagas”.

El objetivo de Nerea es seguir desarrollando su carrera en el mundo de la investigación con la elaboración de una futura tesis. De momento, disfruta la experiencia de residir en otro país y profundizar en sus estudios.