ERC y un choque entre Cs y Vox provocan los primeros momentos de tensión

Marcos de Quinto ha protagonizado un incidente con un parlamentario del partido que lidera Abascal. con empujones incluidos, a cuenta de la ocupación de los escaños en el Congreso

La ocupación de los escaños del Congreso de los Diputados ha provocado este martes, minutos antes del comienzo de la sesión constitutiva de la Cámara, un encontronazo entre el diputado electo de Cs Marcos de Quinto con un parlamentario de Vox. Como en la sesión de la Diputación Permanente de hace un mes, otra vez Ciudadanos y Vox han tenido un choque a cuenta de la ocupación de los escaños, pero esta vez en el hemiciclo. Ha sido el primer momento de tensión en el arranque de esta legislatura, antes de que ERC protagonizase otro momento polémico.

El incidente se ha producido después de que los diputados de Santiago Abascal, según la versión de Cs, ocuparan la zona en la que se sentaba el grupo naranja en la XII legislatura.

Ha sido el diputado de Ciudadanos Marcos de Quinto el que ha tenido el enfrentamiento con algún parlamentario de Vox hasta el punto de ser empujado, según algunas fuentes parlamentarias, mientras que fuentes de Vox han confirmado este encontronazo y han asegurado que ha sido De Quinto quien ha empujado al diputado Luis Gestoso, que ha caído al suelo.

A partir de las 8.30 horas los electos han podido acceder al hemiciclo y, como en la sesión de constitución del Congreso del 21 de mayo, los de Vox han sido de los más madrugadores.

Han acudido a instalarse en los escaños de la bancada central que tradicionalmente han ocupado formaciones nacionalistas e independentistas, aunque el portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban, y su compañero de grupo Mikel Legarda han podido ocupar los escaños de la bancada que tuvieron la legislatura pasada.

Cs también ha ido a instalarse en la bancada central, en la primera y segunda filas, donde estuvo en la XII legislatura. En la anterior, la XIII, ocupó la mitad del sector derecho del hemiciclo, junto al PP.

Por otro lado, la diputada de ERC Marta Rosique, que ejerce de secretaria en la Mesa de Edad que dirige la sesión constitutiva del Congreso, se ha saltado las reglas y ha nombrado a los presos del procés antes de comenzar a leer ante el Pleno la relación de diputados electos, empezando por su jefe de filas, Oriol Junqueras. Y continuando con Jordi Sánchez, Jordi Cuixart y Joaquim Forn, todos ellos condenados por el Tribunal Supremo.

La provocación ha sorprendido al presidente de la Mesa de Edad, el veterano socialista Agustín Zamarón, y a los propios diputados del hemiciclo, incluyendo los de formaciones independentistas, que han tardado en aplaudir.

Ante el amago de alboroto, con Santiago Abascal pidiendo la palabra, Zamarrón ha llamado al orden y la lectura de la relación de diputados ha continuado con normalidad.

A su término, Zamarrón ha querido explicar su actuación: “El motivo de mi llamada al orden tiene su razón en que los nombres pronunciados no corresponden a diputados electos -lo que ha suscitado aplausos en la cámara-. Olvidémonos de este tiempo de nubes pasajeras”.